Los odiosos ocho

Los_odiosos_ocho-893060181-large

Los odiosos ocho

Parece que a Tarantino le ha gustado esto de los western, aunque en realidad, con otra estética, siempre estuvo ahí. Ésta, sin disimulos formales, más parecida a su anterior film, parece confirmar que el singular Quentin, está condenado a seguir haciendo lo mismo, que al final, es lo más seguro. Estilo, llamamos a esto.

Fiel a sus historias “pulp”, sin ninguna —o aparentemente, sin casi ninguna— pretensión, más allá de proporcionar una experiencia excitante al espectador. Que no es poco.

En su nueva entrega “Los odiosos ocho” (The Hateful Eight), permanece inamovible a lo que de él se podía esperar, una aventura con el fondo del más clásico western, y unas formas “tarantinianas” provocativas. Eso, nada nuevo. Algún día puede ser que nos sorprenda con algún cambio genial.

Pero en lo que podría parecer una repetición más, sin interés, el oficio del director sobrevuela constantemente en el film. El ritmo de la narración hace que una historia insulsa, nos mantenga la atención durante casi tres horas; y más considerando que Tarantino, prácticamente convierte el film en una obra de teatro, con un único escenario donde se desenvuelven sus ocho, o nueve, o no sé cuantos odiosos.

Para los más meticulosos, el encerrar en un espacio aislado y claustrofóbico, a diferentes personajes de diferentes estamentos, sociales, étnicos o políticos, de la ejemplar sociedad norteamericana (saludos a “La diligencia”), hará poner frente a frente, a unionistas y confederados, blancos y negros, con inmigrantes de por medio, militares reconvertidos y militares revenidos, civiles escépticos, la delincuencia organizada, la especulación monetaria de la ley, todo ello, con su alegórico final premonitorio. Pero esto son cosas mías.

La película, sin salirse un milímetro de los patrones del Quentin más reconocible, ofrece lo que era de esperar: un agradable entretenimiento para el que le agrade; o un cuento sin gracia, para el que no le vea la gracia.

Los_odiosos_ocho-665363117-large

Samuel razonando la filosofía de Quentin

Anuncios

2 comentarios en “Los odiosos ocho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s