La juventud

La_juventud-213917149-large

La juventud

Al igual que en su anterior trabajo (La gran belleza), en “La juventud” (Youth) me parece estar viendo el cine italiano de antaño, concretamente una cierta época de Fellini, y eso no sé si es bueno o malo, pero el que algo te suene a ya visto, no resulta muy original.

Aparte de su aspecto formal, Paolo Sorrentino incide de nuevo en el aspecto emocional del tiempo pasado de unos protagonistas, dos concretamente, conscientes de su vejez y las consecuencias de esa toma de conciencia. En ambos casos, la perspectiva vital no puede ir más allá del presente.

Los personajes interpretados perfectamente por Michael Caine y Harvey Keitel, de vacaciones en un balneario un tanto deprimente, tratan de afrontar su situación de forma distinta, una huida hacia el trabajo, o un entregarse al abandono, el resultado, el previsible.

La temática del envejecimiento que afronta la película, contrapuesto con una juventud —tampoco muy optimista— podía haberse acometido bien desde su perspectiva positiva, o bien negativa, cualquiera de las dos opciones podía haber aportado una reflexión interesante. Pero la opción elegida por el director es una perspectiva sobretodo estética, en la que se mira más así mismo, que a su obra.

Preocupado quizás en recuperar aquel referido estilo italiano, en el que no faltan sus correspondientes personajes cáusticamente grotescos, o solo por dar al film un sello personal, jugando entre una estética atractiva y una forma de narrar lo suficientemente confusa como para parecer intelectual, el resultado final ni es lo suficientemente interesante, por una propuesta emocional que termina diluida en la forma, ni lo suficientemente entretenido por su petulante sintaxis.

La_juventud-296450349-large

¿Qué es la juventud?

La pretensión de obtener un estilo reconocible, sin duda Sorrentino lo consigue, pero un estilo que nos garantiza que veremos algo vistoso un rato, con algunos toques irónicos, aburrido un poco más adelante y bastante decepcionante al final. Poco interés, salvo ver a estos dos monstruos de la interpretación,… todavía.

La_juventud-820146426-large

Muestrario de juventudes diversas

Anuncios

3 comentarios en “La juventud

  1. Había oído de uno de los cinéfilos que era una burla a la vejez, que estaba totalmente tomada a la ligera. Y se me fueron un poco las ganas de verla. Ahora, se me fueron del todo. jajajajaj La gran belleza no la terminé, muy estirada al principio, tendré que darle una oportunidad algún día. Pero de esta paso por ahora

    Me gusta

  2. El querer ser original y diferente está bien, pero a veces estropea la película que hubiese quedado mejor sin retorcerla innecesariamente. La Gran Belleza la tuve que ver en varias veces porque me sobrepasaba, y no digo que me disgustase, pero es como todo: el exceso cansa. A ver si le echo otro repaso, que creo que aún la tengo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s