Rebeldes

En este dispar mundo del caos, hay poca duda de la existencia de muchas personas sobrevaloradas en sus quehaceres profesionales: cantantes de una canción extraordinaria, pero solo una, deportistas que asombran en una temporada, pero que desaparecen en la siguiente, y como no, cineastas que brillan en alguna ocasión —u ocasiones—, pero que su obra en conjunto es curiosamente mediocre.

Uno a los que me refiero es Francis Ford Coppola, considerado como uno de los pilares del séptimo arte. Capaz de dar a luz una de las obras maestras indiscutibles, como fue su saga de “El Padrino”, o más discutible el, por momentos confuso, “Apocalypse Now”, sin dejar de lado su trabajo menos pretencioso que los anteriores, más intimista y realmente conseguido, “La conversación”. Aparte de esto, poco o nada realmente destacable en su extensa producción.

Como uno de los ejemplos de ello es esta película, para mí fracasada, “Rebeldes”. Un intento de focalizar el problema de la violencia entre las bandas juveniles. Un tema repetido profusamente en el cine, (incluso por él mismo), con títulos que están en la mente de todos; desde claves dramáticas, hasta tópicos musicales. Ningún problema si el resultado fuera bueno, pero el resultado es directamente malo. Ni los personajes se hacen creíbles, ni la historia interesante, ni la realización entretenida.

Concluyendo, como en casi toda la obra del director, le sale un film aburrido, que nos hace pensar —y añorar automáticamente—, en sus tres o cuatro obras extraordinarias, dentro de su muy extensa filmografía. Tres canastas de treinta intentos, flojo porcentaje para subir al Olimpo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: