Maixabel

Otra más, dirán algunos; todas son pocas, digo yo. La película “Maixabel” de Icíar Bollaín, efectivamente, trata de nuevo el tema de la banda terrorista vasca ETA.

Como no podía ser de otra forma, el cine de la directora madrileña siempre encaja en el compromiso social y político, en poner en escena los asuntos más controvertidos. De forma sutil o de forma explícita, siempre toma partido. El trío (cinematográfico, claro) de Ken LoachPaul Laverty y la propia Bollaín, con mejor o peor acierto, nunca decepcionan… en el fondo.

En este caso, el film se centra en el periodo y los miembros que fueron desertando de la banda armada —desde su reclusión en las cárceles, por descontado—, y los redentores encuentros de algunos de ellos con los familiares de sus víctimas.

El mismo tema general que otras producciones, y otro nuevo punto de vista, de los miles que hay en este asunto. Aquí nos muestra un dramático y profundo arrepentimiento de los terroristas; mientras, en las calles vascas celebran con fiestas y homenajes cualquier regreso de los que ya van siendo liberados por cumplir su condena.

El planteamiento de la directora, invita al optimismo, a la recuperación de una convivencia armoniosa, que a mí (y a ella supongo), me parece ya imposible, y que me suena acorde políticamente con sus compañeros de trío, y por qué no, de su residencia habitual en no sé que lugar del Reino Unido, desde donde se ven las cosas distinto… quizás. Más cercana a los postulados del conflicto irlandés, que al de los vascos,… hoy por hoy.

Pero si le damos una vuelta, ese arrepentimiento tan profundo, por parte de unos, y el generoso perdón de la parte contraria, ¿se puede tomar como un blanqueado de lo que pura y duramente fueron asesinatos planificados y ejecutados a sangre fría?.

La equidistancia (o no) del film entre ambas posturas, hace que el relato no me llegue a entusiasmar… ni a creérmelo. Y más en una situación que ya está fuera de los focos mediáticos. Se le han pasado diez años.

Si aquella ya lejana “Días contados” me impresionó, la magnífica “Sombras en una batalla” me asustó, o la reciente serie “Patria” me emocionó; ésta, me deja bastante indiferente. Quizás aporte algo de información (basada en hechos reales, dicen), pero el cine y la información veraz, son incompatibles del todo.

Yo me lo creo poco. Más después de que ETA haya ganado, de hecho, su guerra de lo que es prácticamente la independencia del estado español. La del socialismo no, que esa se la han ganado los jesuitas del PNV. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: