Un monstruo viene a verme

un_monstruo_viene_a_verme_a_monster_calls-108553414-large

Un monstruo viene a verme

Parece que tras el éxito internacional de su anterior película “Lo imposible“, J.A. Bayona ha encontrado la fórmula magistral para satisfacer a su productora Mediaset. No es otra que apuntarse a tocar el lado sensible del espectador, sin escatimar medios ni técnicos, ni artísticos, y si hay que recurrir a algún golpe bajo, se recurre.

Cinematográficamente “Un monstruo viene a verme” es impecable, la imaginación a la hora de exponer una fábula también, si a esto añadimos un tema potente, el producto se vende solo, incluido el mercado internacional, que, en realidad, es su objetivo.

Y el tema, efectivamente, es potente, aunque lamentablemente solo se acabe desarrollando en los últimos minutos del film, el resto, los melodramas lacrimógenos y ensoñaciones animadas, quedan para rellenar el metraje.

Un niño, de padres separados, que está perdiendo irreversiblemente a su madre, todavía muy joven, de una de esas largas y penosas enfermedades (eufemismo de cáncer); esto, unido a la producción de Tele5, ya nos da una idea de por donde van los tiros.

Personalmente, me sigue pareciendo poco ético, el utilizar temas muy sensibles con el solo fin de vender bien el producto. El conflicto del chico, su tremenda confesión final acerca del dolor, los traumas posteriores que parece que ya no interesan, son lo suficientemente trágicos como para limitarlos a hacer lágrimas de hora y media.

En una producción perfecta, con efectos especiales carísimos, fotografiada impecablemente, dirigida con profesionalidad envidiable, donde el marketing funciona como un reloj y la financiación no supone problema, el éxito empresarial estaba asegurado. Pero las formas folletinescas con las que es expuesto el dramático trance infantil, como he dicho, me parece poco o nada ético.

Un tratamiento del conflicto emocional con menos protagonismo del espectáculo vistoso; el estudio serio de un problema que desgraciadamente es cotidiano, unido a ese final de dos minutos que sí es valiente; evidentemente hubiera dado otro resultado, tan positivo a nivel humano, como negativo a nivel contable… quizás. Pero así son los negocios.

un_monstruo_viene_a_verme-169705518-large

Fantasías no, fantasmas

Anuncios

4 comentarios en “Un monstruo viene a verme

  1. Quizá solo se pretendía llegar a un público de menos edad, digo. O quizás solo vender. Que se yo. Habrá que verla, pero si tiene golpes bajo, dudo que lo haga. No me gusta si se abusan de la sensibilidad de la gente. Hay temas que tienen que ser tratados si, pero con respeto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s