Que Dios nos perdone

que_dios_nos_perdone-large

Que dios nos perdone

Otro que con mayor o menor acierto se apunta al filón de moda que son esos thrillers policíacos a la española. Nada nuevo, pero muy dignamente presentado. Entretiene y poco más.

En su segundo largo, Rodrigo Sorogoyen, con “Que dios nos perdone”, además de seguir los estándares del género, hay que reconocerle el intento de humanizar a los protagonistas del cuento (más bien al cuerpo de policía). Un tanto forzados, eso sí, pero algo es algo. Y es que, aunque predomine la acción puramente visual y el argumento provocativo, unos personajes límite añaden un plus de curiosidad.

Al compararla con las habituales —demasiado habituales— de este subgénero nacional, cargado de violencia, argumentos agresivos, y como en este caso, escenas verdaderamente macabras, encontramos entre ellas, o pocas diferencias, o ninguna. Se nota demasiado la financiación de las cadenas televisivas.

Una lástima que el excelente oficio que demuestran, tanto director, actores y demás responsables del proyecto, se conformen con elaborar un producto de usar y tirar, más encaminado a las televisiones comerciales, que a perpetuar la historia del cine (esta pedantería ni les suena). Su pretendida alta repostería, se queda en bollería industrial.

Así que, seguiremos oyendo lamentos desde el gremio del cine, sobre impuestos excesivos, falta de apoyo a la cultura (¿qué cultura?), piratas horribilis que arruinan el negocio, salas vacías y demás excusas. Todo menos aceptar que el cine como mero entretenimiento, ya lo vemos a diario en televisión, y por tanto, está en claro proceso de desaparición —o al menos de transformación— en la pantalla grande. Y más si los trabajos se siguen enfocando, una vez pagado el ticket, al “visto y olvidado”.

que_dios_nos_perdone-1

Excelentes profesionales en argumentos vacíos

Anuncios

2 comentarios en “Que Dios nos perdone

  1. “visto y olvidado”, eso se busca. Parece que eso quiere la gente. Cuanto menos comprometida, mejor. A ellos porque les beneficia, y a los otros, porque ya no saben más que hacer que adormecerse.
    La violencia ya me tiene harta, echar sangre para que la cosa venda, me parece detestable. Nos hemos transformados en personas raras, muy raras. Por eso ya no suelo mirar cine de acción. Ni de terror, uhhh ni loca. Pero a veces te meten escenas de ese tipo en películas que no vienen ni a cuento.
    Ojalá fuéramos una raza, que para hacer dinero, la gente tuviera que apelar a la belleza, entre otras cosas.

    Le gusta a 2 personas

  2. Lo has dicho muy bien: bollería industrial. Es que la industria es lo que tiene, se dedica a fabricar en cadena. Mira los premios Grammy, esa la misma industria pero dedicada a la música. Si ves una película o escuchas una canción y no te aburres o te molesta, es que son buenas, industrialmente hablando.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s