El hombre de las mil caras

el_hombre_de_las_mil_caras-large

El hombre de las mil caras

O la historia oficial mil veces contada. Alberto Rodríguez lleva a su campo del thriller, lo que igualmente se podía haber tratado en forma documental, dramática, biográfica o bajo cualquier otro género. Y como suele ser habitual en el director, no le sale mal como película de ficción.

El hombre de las mil caras” relata punto por punto, la versión oficial que se repitió hasta la saciedad en su momento, sobre el desenlace del asunto “Roldán/Paesa” en los años noventa. Supongo que a estas alturas, la trama a nadie le aporta nada nuevo a todo lo que se dijo en la prensa en su momento. Por otra parte, el director elude prudentemente, meterse en berenjenales sobre las verdades declaradas o las verdades omitidas, y se limita a contar lo ya contado.

Desde el punto de vista cinematográfico, el film responde perfectamente a los cánones del género, como en sus trabajos anteriores. Una acertada caracterización, un ritmo perfecto o unas interpretaciones notables, unido a la aportación del director en cuanto a la humanización de los personajes de la “versión oficial”, hacen que el film vaya un poco más allá, de lo que en principio se podía esperar de una historia de corrupción política, pasada desde su nacimiento, por el estrecho tamiz de la manipulación y la censura.

Lo más aconsejable pues, es tomarla desde su caracter de puro thriller de espías, engaños y engañados, olvidándonos del posible testimonio histórico que podría suponer la narración de unos hechos —otros más—, de los que contribuyeron a la deriva política que inició el país.

Claramente se trataba de un asunto de financiación ilegal, y de reparto de sobresueldos extraoficiales a altos cargos, en el que el implicado Luís Roldán, director de la Guardia Civil, era el encargado de conseguir unas comisiones suplementarias, por la adjudicación de importantes obras de infraestructuras del cuerpo. Y parece ser, que no saldaba con mucha precisión las cuentas con su tesorero.

Esto, que debe ser cierto, se nos vendió como una cosa personal del acusado, de hecho, nadie más resultó implicado, siendo sebreseídos los casos del resto de los imputados, a los que se les acusaba de configurar una completa trama de corrupción. Hoy a nadie debe escapársele ya, que la trama real de corrupción, eran los propios partidos políticos en su práctica totalidad.

el_hombre_de_las_mil_caras-1

Todos muy obedientes

La superficialidad del tratamiento de esos “hechos reales”, después de dos décadas, nos siguen dejando la fundada sospecha de que lo ocurrido, realmente fuera una despiadada lucha interna por el poder en el entonces partido en decadencia del gobierno.

Volvemos pues al porqué de destapar parcialmente el escándalo y quién lo destapó. La conclusión pudiera ser, el inminente ascenso al cargo de ministro del Luís Roldán, cosa que perjudicaba absolutamente a la facción contraria dentro del partido, por lo que había que eliminarlo definitivamente, y con él, propiciar la caída de su líder.

Y esta historia de las “malas cuentas” resultaba de lo más aprovechable: la eliminación de la competencia; la limpieza de la imagen sobre la financiación ilegal, calificándola como un esporádico caso personal; y el consiguiente ascenso vertiginoso de los aspirantes al relevo de un presidente ya muy quemado.

Al final nada sirvió. El “cabeza de turco” fue efectivamente defenestrado, el candidato pretendiente a la presidencia acabó en un cargo de segunda, el partido de la oposición ganó las elecciones, y el nuevo gobierno (tan corrupto como el anterior), comenzó de inmediato a trabajar, para llevar al país a la situación de ruina económica y desigualdad social en la que nos encontramos.

Mientras, “la historia oficial mil veces contada”, pulula por ahí, como candidata a los más prestigiosos premios cinematográficos. ¿Otra maniobra revisionista?. Que no nos lleve a engaño con su “déjà vu”, por muy conseguida y entretenida que resulte la peli.

Anuncios

2 comentarios en “El hombre de las mil caras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s