Snowden

snowden-large

Snowden

Continúa el director norteamericano Oliver Stone empeñado en hacer de periodista, informándonos puntualmente de los acontecimientos de hace años. ¿Será porque la perspectiva del tiempo le proporciona la posibilidad de un análisis distinto?. Pues no.

Sus trabajos, —muy lejos de Costa-Gavras, Ken Loach o Michael Moore, por ejemplo—, ni son actuales, ni controvertidos, ni profundos, ni siquiera descaradamente sectarios como los autores citados; más bien, aprovecha sucesos y coyunturas polémicas para hacer un flojo cine comercial. Si a esto añadimos que sus historias ya las conocimos todos en su día a través de la prensa convencional, no sé que hace este tío haciendo este tipo de cine.

En el caso de su última película, “Snowden”, esta basada como es sobradamente conocido, en el escándalo sobre la revelación y publicación, por parte del experto informático Edward Snowden, de datos comprometedores para la administración estadounidense, sobre el acceso masivo a información privada de ciudadanos civiles.

Y es que parece que están de moda los hackers, el mundillo de la deep web y un poco más allá, (aquello que empezó de forma premonitoria Stanley Kubrick con “2001”). Hoy, Black Mirror, Mr Robot, Homeland, y no sé cuantas más, nos cuentan en clave de ficción —mucho más creíble que la supuesta realidad, por cierto—, casos similares a los Wikileaks y Snowden. Habrá que ir acostumbrándose al ojo del gran hermano.

Lo más triste de todas estas historias, no es lo éticas o lo deshonestas que sean estas prácticas, ni siquiera lo bien o mal contadas que estén, o si la historia es real o una maquiavélica manipulación (lo más probable); lo triste es que las masas mediocres, las asumimos como algo irremediable, sin darle más importancia. Solamente cuando a los políticos y a sus jefes les interesa, ponen a funcionar los altavoces de sus controlados medios de comunicación. Y entonces ¡Oh, milagro! todos quedamos escandalizados —durante un par de semanas solo— de algo que ya sabíamos, o al menos intuíamos.

snowden-a-que-jugamos

¿A qué estamos jugando?

¿Que la ley de protección de datos es una tomadura de pelo?, ya lo sabemos. ¿Que los poderosos tienen fiscalidad a medida?, pues claro. ¿Que el que se mueve no sale en la foto?, como siempre. ¿Que las guerras son un negocio?, y también nos dirán que como la mayor industria del planeta, genera empleo. ¿Que las grandes corporaciones de internet nos tienen catalogados?, naturalmente, si les hemos proporcionado nosotros mismos nuestros datos más personales, a través de aplicaciones supuestamente gratuitas. ¿Que existe periódicamente una súbita escalada de desigualdad económica y social?, como diría mi madre el siglo pasado: “siempre habrá ricos y pobres”… pues parece que sí,… y poderosos y miserables también. La violencia siempre gana.

Anuncios

5 comentarios en “Snowden

  1. Madre mía, hoy nos traes tu cara más escéptica y apocalíptica. Quiero creer que los buenos (para nosotros claro) también ganamos en conciencia, amor, amistad, y otras yerbas. Que en definitiva, es lo que nos llevamos, o capas ni eso nos llevamos, vaya uno a saber. Y vuelvo con lo mismo, deberíamos extinguirnos naturalmente!
    P.D.: No existen más los secretos, hoy en día,estamos todos vigilados. Más que nunca. Difícil para los que pensamos un poquito diferente. Porque sea o no común hoy en día, no deja de asustar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s