Robert Doisneau, le révolté du marvelleux

robert_doisneau_le_revolte_du_merveilleux-587691261-mmed

Robert Doisneau

Por esos videoclubs de dios o del demonio, he encontrado un curioso documental del fotógrafo francés Robert Doisneau (1912-1994). Montado a base de retazos de viejas entrevistas, completadas con obras del autor, y todo ello de la mano de su nieta Clementine Deroudille.

Como no podía ser de otra manera, dirigido por su nieta, el documental sobre la obra del abuelo, no podía mas que resultar de una amabilidad exquisita, donde no cabe ni un solo pero sobre su (suculento) legado.

El film en sí mismo resulta flojo, muy flojo en comparación con la magnífica obra que pretende documentar. El trabajo no va más allá del clásico reportaje, que pasa desapercibido en cualquier televisión pública, como supongo que habrá ocurrido en su propio país.

No obstante, para los que nos gusta el tipo de fotografía humanista que realizaba Doisneau; para los que tenemos al fotógrafo galo como una de las referencias de cabecera, siempre es agradable revisar su obra, a la vez que conocemos algo más —poco más— de su persona.

Como reflexión curiosa, visto desde los pacatos escrúpulos moralistas y las filosofías hipócritamente proteccionistas que imperan hoy, la mayoría de sus imágenes —por otra parte, reconocidas como obras de arte y comercializadas como tal—, irónicamente, deberían estar pixeladas abundantemente por indiscretas; aunque en realidad, no hagan más que recoger en espacios públicos, sin violar ninguna intimidad, la realidad de una sociedad y su tiempo.

sabineweiss-21_zps3f45d407-copia

Foto Sabine Weis: Niños de la periferia jugando en la calle. Documento del siglo pasado.

En estos días de libertad vigilada, de lo políticamente correcto, protagonistas que con su sola mirada nos pueden transmitir mucho más que el resto de la escena, inocentes imágenes de niños, funcionarios del orden, manifestaciones políticas o sociales, y ya no digamos cualquier tipo de erotismo que no pase por caja; tendrá que desaparecer de la historia, bajo un burdo brochazo de photoshop. Claro queda pues, que la mejor censura, es la autocensura.

No se trata de comprometer o faltar a la intimidad de nadie, simplemente guardar en unas décimas de segundo, una realidad, interesante o superficial, pedazos de historia destinada de otra forma a desaparecer inmediatamente en el pasado.

sabineweiss-21_zps3f45d407-copia-2

Niños a los que supuestamente se les respeta la intimidad, en tiempos de lo políticamente correcto

Resulta ridículo contemplar en cualquier informativo o en cualquier artículo gráfico, unas imágenes con más espacio censurado que sin censurar. Cínicamente, parece que nos importe más que no se reconozca la identidad del cadáver del niño en la playa, que las razones de su muerte.

Y es que hoy, en la era en la que se hacen negocios millonarios con nuestros datos más personales —económicos, sanitarios, profesionales, domésticos—, simplemente marcando una cruz sobre unas cláusulas de privacidad que nadie ha leído, y sin embargo, en lo tocante a las imágenes, nos la cogemos con papel de fumar. Pronto veremos a la maja de Goya “preservando su honor” con lencería de Victoria’s Secret.

 ________

  • Nota sobre ‘El beso en el Hotel de Ville’, realizada en 1950
robert-doisneau-file7939

Sí, es una foto posada, parte de una colección de encargo sobre besos en la calle, desvirtuada por el negocio mainstream

________

Abajo, pequeña muestra de la obra de Doisneau. (Fotos obtenidas de Google Images)

(Click en la primera foto para ver la colección)

Anuncios

5 comentarios en “Robert Doisneau, le révolté du marvelleux

  1. Que gozada de post! No tanto por la peli! ;)
    La censura, se esta pareciendo a aquella ley que tenía el cine… y es que todo es cíclico. Ahora para programas televisivos con culos, pornografía infantil y ese tipo de cosas, los muy sabelotodos de toda nuestra información, no mueven un dedo. Pero se lían con una madre amamantando. Y es que molesta lo lindo, lo sano, lo normal. Y todo lo perverso parece estar de moda y sin restricciones de ningún tipo. Así estamos. Vamos a un colapso como yo lo veo. Espero que desde allí surja algo nuevo y bueno.
    Hermosas fotos, muchas conocidisimas, pero preciosas todas!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Que buenas fotos hacía este hombre. Preparadas o no, da gusto verlas.
    Esto de la censura de las fotos de niños, cuando vean las fotos de esta época dentro de 500 años, no podrán comprender como pudo sobrevivir la raza humana si durante muchos años no existían los niños. Claro, que seguramente no sobrevivirá a tanta gilipollez.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s