Tierra de todos

tierra_de_todos-695700729-large

Tierra de todos

Sorpresas te da la vida, como decía la canción. Una noche tonta en televisión ponen una película que no has oído en tu vida, de un director del que solo te suena el nombre, de esas que el presupuesto solo consiste en las sobras de proyectos más ambiciosos, y de repente, te encuentras con una obra, si no maestra, desde luego muy notable.

La sorpresa se llama “Tierra de todos” del año 1961, y su director, el muy desconocido —o quizás muy ignorado— Antonio Isasi-Isasmendi. Un todoterreno en el mundo del cine, que entre encargos de montaje, guión, producción y cualquier otro menester, incluida la realización para cine y televisión de productos meramente alimenticios, encontró en una época tan difícil políticamente, el momento de dejar su impronta en un film como éste, atrevido, tanto en su propuesta de fondo como de forma.

Maestro en el montaje, aprovecha sus habilidades para dar forma cinematográficamente digna a secuencias de pura acción, con la precariedad de medios disponibles, a base de encuadres cortos, en prácticamente una sola localización o utilizando planos generales en los que disimular el inevitable atrezzo chapucero; y sobretodo con un guión que absorbe al espectador haciéndole olvidar fantasías banales.

El film se desarrolla durante la guerra civil —o guerra española—, aprovechando el paraje natural del pirineo catalán. En lo que será una escaramuza fallida entre patrullas de uno y otro bando. Dos de los soldados, uno de cada lado, quedarán atrapados por las inclemencias del tiempo en un caserón junto con tres mujeres, una de ellas embarazada. La imposibilidad de salir de allí, la neutralidad de las forzosas anfitrionas, y un prematuro y complicado parto, harán cambiar la conciencia de los combatientes rivales de forma radical, hacia una hermandad que nadie sabe cuando se perdió… ni cuando se volverá a perder… si es que en algún momento se ha recuperado.

Tierra de todos_00002

¿Quién..

Asombrosamente para la época, en una película que aborda la contienda civil, cuesta identificar quién pertenece a un bando o a otro, lo absurdo de la guerra queda patente en cuanto aparece el ser humano que habita debajo de las ideologías políticas.

Tierra de todos_00003

… es quién?

¿Como eludió la censura?, pues supongo que por ser un film de nulas aspiraciones, de aquellos que nunca se estrenaban en circuitos comerciales, y que servían a las grandes productoras para trampear la ley que trataba de proteger el cine nacional —cosa que dudo mucho—, con aquella “cuota de pantalla“, que consistía en la prohibición de importar los grandes éxitos americanos, a menos que se hubiese financiado alguna película en España.

Hecha la ley, hecha la trampa (o quizás estaba ya hecha la trampa antes que la ley). Se hacia un film, como el que hablamos, con poquísimo dinero y automáticamente se accedía al derecho de importar varios lotes de Hollywood, que estos sí que eran rentables. ¿El producto nacional?, daba igual si se estrenaba en alguna sala de tercera categoría, o iba directamente a la basura.

Tierra de todos_00000

¿Dónde?

Pero el asombro es todavía mayor para mí, cuando recuerdo que solamente hace unos meses, quedé gratamente impresionado con la película estonia de 2013 “Mandarinas“, ganadora de numerosos reconocimientos internacionales, y compruebo que el tema, el desarrollo, incluso la precariedad de medios, es idéntica a “Tierra de todos“, el film español rodado medio siglo antes, en plena dictadura, desconocido, olvidado e inaccesible, y que el otro día pasaron por televisión, en pleno verano, con audiencia mínima, solo para rellenar la programación. Sorpresas te da la vida… algunas muy gratas… o quizás solo agridulces.

Anuncios

5 comentarios en “Tierra de todos

  1. Que buen post, es genial encontrar joyitas así, iba leyendo y me acordaba de la trama de “el último día” luego nombras a mandarines que también es parecida. El tema es universal pero claro más merito aquel que lo ha hecho antes y con menos presupuesto. A veces pienso si otras cinematografías no beberán vaya a saber cómo (porque no se consiguen) de esas grandes películas menores, olvidadas, no estrenadas, pero excelentes. Si no has visto “el último día”, ya tienes mi recomendación. Esta quizás no la encuentre nunca, pero lo intentaré.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s