Trumbo: La lista negra de Hollywood

Trumbo_La_lista_negra_de_Hollywood-925429402-large

Trumbo

Resulta ingenioso el proceso por el que los americanos del norte, convierten sus peores defectos en humildes virtudes. Les basta reconocer los errores, —los ya sabidos por todos—, entonando un mea culpa para empezar, y terminando por convencernos de que aquello, que debería resultar insostenible, además de que ocurrió ya hace mucho tiempo, los culpables siempre fueron una minoría y la infalible justicia se les aplicó inexorablemente.

El film que se estrena ahora por aquí, “Trumbo” (con coletilla aclaratoria para despistados), vuelve a contarnos la misma historia que nos han contado repetidas veces, sobre la caza de brujas, el macartismo, las listas negras, los diez de Hollywood… en fin, que parece que necesitan de algún tipo de catarsis de vez en cuando. O más bien, es tal el cinismo, que de sus propios pecados hacen negocio.

La historia mil veces repetida, dirigida por el director de plantilla Jay Roach, se centra en este caso en el guionista Dalton Tumbo, quizás el más conocido de aquella persecución política, que con pretensiones de salvapatrias, acabó ejerciendo la misma censura, que este sistema liberal capitalista ha reprochado sistemáticamente a su oponente, el comunismo. En uno y otro caso, se ha demostrado que ambos son, o han sido, regímenes como para echarles de comer aparte.

El film, un biopic vulgar, y si ya te sabes la historia, incluso aburrido. Nada nuevo en el guión, ni nada nuevo en la forma. Una evidente, simplona y descarada forma de propaganda a la que estamos acostumbrados en el cine “oficial” norteamericano, destinada a relativizar los más vergonzosos acontecimientos en la historia, de quienes se creen paladines de las libertades. Indios, negros, comunistas, homosexuales, hippies, hispanos y un largo etcétera, han pasado por el tamiz de tan singular ética patriotera.

Curiosamente, en la película aparecen los trabajos más comerciales de Dalton Trumbo, pero no se hace ni siquiera mención al mejor y mas valiente film del protagonista, a la vez que uno de los más interesantes de la historia del cine, “Johnny cogió su fusil, como guionista y ésta, por única vez, también como director.

Trumbo_La_lista_negra_de_Hollywood-364120615-large

“Lo malo de las izquierdas americanas fue que delataron a sus amigos para salvar sus piscinas” (Orson Welles)

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Trumbo: La lista negra de Hollywood

  1. No entendí nada, me mezclas los de izquierda con los de derecha, y yo que soy medio lenta. Que por cierto no entendí lo que dices de “la coletilla aclaratoria para los despistados” (que te cuentan el final, al final?).
    En fin, me trastocó la frase de la imagen… ¿es verídica? dicha por él? vaya, no se salva ni Orson Welles. Y como dices en esta y en otras entradas, los dos extremos son malos, y el equilibrio ya sabemos no se encuentra nunca. Pero que bien lo has dicho “pa´darles de comer aparte”. Me llevo el título que resaltas, a ver si ahora que tengo internet, lo encuentro y la veo. Y de paso, me paso más seguido por aquí ;)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s