The Revenant

El_renacido_The_Revenant-426224225-large

The Revenant

Siempre se espera con cierta expectativa los nuevos trabajos de algunos directores, que vienen marcando el nivel del cine contemporáneo, y entre los cuales se encuentra el mexicano Alejando González Iñárritu.

Ha pasado tiempo desde que nos sorprendiera con aquellos atrevidos “Amores perros”, al lado del que fuera durante un tiempo su socio y guionista Guillermo Arriaga, desde entonces, juntos o separados, su irregular cine siempre ha sido tema de opinión, para bien o para mal.

Su trabajo actual “The Revenant” (El renacido), totalmente integrado dentro de las normas del grupo de productos “mainstream” (o “cultura” que demandan las masas de consumo), me ha dejado frío, y no solo por el chiste fácil de su gélida localización, sino por su planteamiento, más preocupado por deslumbrar al espectador a base de esteticismos fotográficos y paisajísticos, que por profundizar en la razón de ser de sus personajes.

Lo primero que me sorprende, es que el film esté basado en una novela. No sé qué contará la susodicha novela, pero el mínimo guión resultante, dudo que ocupe más de media página. Tampoco sé, si Iñárritu se ha propuesto un ejercicio de estilo: sustituir totalmente el texto por la imagen, combinando espectaculares localizaciones, efectos digitales y, poco más que un solo personaje, que además no habla. Si es así, ha conseguido un precioso somnífero. Y si además, a esto le sumamos las casi tres horas de duración… que cada uno saque sus propias conclusiones.

El_renacido_The_Revenant-254488537-large

Paisajes navideños

Aunque efectivamente, queda claro el larguísimo mensaje sobre la confrontación de la debilidad del hombre frente a la naturaleza; incluso queda apuntado someramente un cierto misticismo, solo para quien quiera recogerlo. Pero eso, por conocido, sabe a muy poco, y lo peor, con un cierto deja vu en cuanto a la forma de exponerlo, o sea, esto no es nuevo.

En este contexto subordinado a la estética, y dado el minimalismo de la trama —por no decir su casi ausencia—, unido a un guión inexistente, cualquier conclusión queda abierta a la “creatividad” del espectador, siempre que consiga mantener la vigilia durante el excesivo metraje.

the_revenant_header_11-620x291

y Di Caprio en plan sufridor

Porque, para inducir a la meditación trascendental, a partir de postales con paisajes muy bonitos y un personaje que sufre muchísimo todo el tiempo sin decir ni mu, considero un despilfarro los medios empleados. Pero bueno, esto es la industria del entretenimiento (no confundir con cultura), los medios son suyos y seguro que los multiplicarán.

Anuncios

Un comentario en “The Revenant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s