Una de series

juego-de-tronos--490x578

Una de series

No es ningún fenómeno nuevo, ya desde la implantación de la televisión en el ámbito domestico, Rossellini, vio y utilizó esta forma de narrar, no sujeta a la limitación del tiempo de duración convencional en el cine, haciendo posible desarrollar historias más extensas y complejas.

Así pues, el éxito a nivel mundial de las series “de lujo” que vemos hoy (las de siempre, las baratas, las de andar por casa, esas interesan poco), es un fenómeno que no proviene tanto de su novedad, sino de que la industria de Hollywood ha visto en el producto una fuente de negocio olvidada, que venía perfectamente para el sector del cable, internet y las nuevas tecnologías de difusión, y ha puesto a funcionar su magnífica maquinaria de apabullar.

Personalmente, no era muy partidario de introducirme en este mundillo, pero por aquello de la curiosidad (aquella que mató al gato), comencé a ver algunas de las más renombradas. La conclusión —de las que he visto—, es que están realizadas impecablemente, desde el punto de vista industrial y comercial, pues “Hollywood y asociados” se lo pueden permitir. Ademas cuando no hay otro objetivo que el de vender, una perfecta inversión siempre redunda en una buena rentabilidad.

El desarrollo de todas ellas está diseñado, no para contar nada (de hecho alguna de las más famosas no se entienden en absoluto, pero eso da igual), sino para “enganchar” al televidente. Prácticamente sin un guión que llegue más allá de una entrega, sin una continuidad definida, se suceden los capítulos con pequeñas tramas encaminadas únicamente a desear ver el siguiente. Algo por otra parte, más antiguo que el hilo de coser.

house-of-cards

Algunas hasta parecen más serias

Las historias que se supone tratan de contarnos, y que se podrían resumir en la décima parte del metraje, van desde lo más infantil a sesudas tramas políticas. Siempre con el mismo denominador común: esperar —si puede ser con auténtica ansiedad—, la siguiente entrega. Los sistemas de cable, videos on-line y “etcétera”, en principio posibilitan un visionado continuo de temporadas anteriores, sin necesidad de esperar a la semana siguiente, o al año próximo. Un sistema perfecto para conseguir seguidores adictos que una vez enganchados, esperarán impacientes nuevas entregas, y ahora sí, ya muchos de ellos abonados a los paquetes que las multinacionales de la ciberdistribución, ofrecen a irresistibles y módicos precios.

El producto, impecablemente facturado, durante años solo tendrá un final posible: la falta de audiencia. Cuando ésta aparece, un desenlace precipitado y previsible viene causando la frustración de los incondicionales. Unos finales que, en realidad, nunca se habían planteado, ni tiene interés alguno para la productora, ya que su objetivo no será generar expectativa para la siguiente entrega, que ya no existirá.

Breaking

Otras, turismo americano

Desde el punto de vista de aficionado al cine en su forma más clásica, creo que aquella posibilidad que vio Roberto Rossellini hace medio siglo, ha quedado completamente prostituida. En realidad, en el producto actual, el objetivo no es contar nada, al contrario, es evadir al espectador de la realidad. No establecer una comunicación, sino darle masticado un código predeterminado… y sobretodo, tratar de que pase por caja.

Aunque esté feo generalizar, lamentar que el derroche de medios, de talento, de oficio, solo nos ofrezca detergente cerebral. Muy placentero, eso sí.

Anuncios

5 comentarios en “Una de series

  1. Si ya de por sí hay muchas películas de 2 horas a las que les sobra media, no te digo estas series de 50 horas lo que les sobra. Bergman hizo aquellos “Secretos de un matrimonio” en 5 ó 6 capítulos para la tele y luego los redujo a una película de ¡155 minutos!, aunque todos sabemos como era el señor Bergman, que no era un prodigio de dinamismo y diversión. Pero todo eso tenía un sentido, cosa que, como tu dices, estas series que se van montando conforme avanza su éxito de público no lo tienen, hasta tal punto que hay veces que ni siquiera los seguidores más incondicionales llegan a enterarse de lo que está pasando, como en aquella de “Perdidos” donde los guionistas llegaron a perderse de tal manera que ni ellos sabían como resolver los misterios que habían creado, así que decidieron dejarlos sin resolver. Pero tuvo un gran éxito !!

    Me gusta

    • Lo que más me mosquea es el efecto anestésico, como el que siempre se le atribuye al futbol, por ejemplo.
      ¿Será premeditado? ¿o solo será un efecto secundario del mercantilismo?
      La BBC hizo hace años una serie muy correcta de House of car de cuatro capítulos, la versión actual lleva diez veces más y todavía le quedan años. La tactica es repetir el mismo concepto una y otra vez de diferentes maneras hasta que se agote el mercado. ¿Eso merece el calificativo fiscal de cultura?.

      Me gusta

      • Debería haber dos palabras diferentes para calificar dos cosas distintas: el que intenta hacer alago nuevo e innovador (aunque luego le salga un bodrio) y el que hace un producto de consumo, que para eso le pagan (aunque luego le salga otro bodrio). Habrá que buscar esas palabras. Es que el lenguaje a veces engaña, como cuando le llamamos banco al del dinero y al de sentarse, coño ¿es que no había más palabras?.

        Me gusta

  2. Justamente por eso no soy de mirar series, porque eso de “esperar” no va conmigo jajajajaja imaginate mi ansiedad! Pero si he mirado alguna que otra cuando ya habían terminado, piraticamente toda junta.
    ;)
    Me comentaba mi hermano los otros días, de una serie que si le gustó, una (sino me equivoco) coproducción española argentina, que también si no me equivoco se llama vientos de agua o algo así. ¿La viste?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s