Viaje a Sils María

Clouds of Sils María

Clouds of Sils María

Efectivamente el director francés Oliver Assayas, el mismo de “Después de mayo” (casualmente), anda ahora por las pantallas con su trabajo “Clouds of Sils María“, que no nos vamos a meter con la traducción, porque no, pero de un plumazo hace desaparecer la simbología de esas nubes. Lo habitual.

La película técnicamente es una obra de teatro dentro del cine, nada nuevo, pero en este caso llevado de una forma ingeniosa. La obra teatral, en el film, nunca se llega a representar como tal, y es solamente a través de los entresijos de la producción, los ensayos y las divagaciones de sus futuros protagonistas, donde el director desarrolla la temática a la que nos quiere llevar. El excelente trabajo de sus tres protagonistas (Juliette Binoche, Kristen Stewart y Chlöe Grace Moretz), hacen que frecuentemente se fusione la interpretación con la supuesta realidad en perfecta armonía.

El argumento aprovecha la circunstancia de la vuelta a los escenarios de una obra, en la que se enfrenta la agresiva filosofía de una joven con la de una mujer madura, a la que el éxito pasado va abandonando inexorablemente.

Más de veinte años atrás, la actriz que interpretaba a la vital y espontánea joven, donde dejaba cruelmente en evidencia las carencias de su contrincante adulta; ahora es propuesta para representar el personaje de más edad. Los conflictos emocionales a los que se debe enfrentar, no son más que la asunción de su nueva etapa, con su correspondiente evolución intelectual y emotiva, muy lejana a aquellos diez y ocho años. Una evolución en la que su subconsciente se negará a admitir que su tiempo es ahora otro. Ni peor ni mejor, simplemente otro.

La mirada de superioridad, de magisterio, que en el principio del film ejerce sobre las muchachas, como en un juego de espejos, le hará reflejarse en lo que fue y lo que ahora es. Las jóvenes, sin piedad, con su propio hoy, devolverán a la veterana actriz a una realidad distinta de aquella en la que quedaron/quedamos (todos) anclados en algún momento.

Cualquier tiempo pasado fue anterior

Cualquier tiempo pasado fue anterior

Una historia dirigida a los “mayores“, llamados a una reflexión sobre su tiempo ya desaparecido, su pasado sin futuro, frente a la juventud con un futuro todavía sin pasado. Mayores obligados a entrar, con su papel, con modestia, en un presente que ya no les pertenece, porque a la juventud —que sí le pertenece—, el pasado ya lo miran con misericordia, si no es con desdén. Les importan un pimiento, el mismo pimiento que a ellos les importaron sus adultos en su juventud.

En realidad, el film resultará un buen film para aquellos jóvenes y ex-jóvenes que lo sepan asimilar, con su ritmo lento, su estética académica y sus onanismos mentales pasados de moda. Porque los demás espectadores, los de la acción trepidante, efectos especiales e imaginación atrevida, no solo se aburrirán, la detestarán. Seguro.

Anuncios

2 comentarios en “Viaje a Sils María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s