Magia a la luz de la luna

Magia a la luz de la luna

Magia a la luz de la luna

El capítulo de este año de la “Woody Allen Collection” se llama “Magia a la luz de la luna” (Magic in the Moonlight), ambientada en los años veinte, nos insiste en la afirmación de su escepticismo místico, a través de una historia romanticona de magos de esos que hacen espectáculos de magia.

Decir a estas alturas que un film de Woody Allen me suena a ya visto, sería una obviedad. Pero una cosa es la continuación de un estilo, completado con nuevos puntos de vista, y otra la mera repetición de una fórmula. Y me temo que últimamente nos encontramos en este segundo caso.

Hace mucho tiempo que viene desapareciendo, poco a poco, aquel genio de la comedia que se inventó el personaje de ese judío histérico e hipocondríaco, culterano de salón y filósofo de pacotilla, lo colocó en su ciudad de Nueva York y le dio un alma reconocible —de la forma que Chaplin hizo con su caricato universal—, y aprovechó para reírse de su propia sombra.

Ahora, supongo que apremiado por su contable, trata de poner en pantalla cada temporada “argo pa comé“. Este año la cosecha también le ha salido floja. Ni original, ni graciosa, simplemente mediocre.

Y bueno, a pesar de conservar su buen oficio, creo que acabo de enterrar en vida a mi buen y admirado Woody, pero es lo malo que tiene la vida… que se pasa. A ver si al año que viene no llega al punto de dar pena.

Turismo vintage

Turismo vintage

Anuncios

6 comentarios en “Magia a la luz de la luna

  1. Que macana, todavía no termino de verla, pero la compré, esperanzada :( habrá que ver, quizá al menos el tema de los magos me deja un poquito conforme, ¿al menos un poquito? En cuanto a Woody, volverá, tanto histrionismo no puede quedar encerrado en mediocridades siempre.

    Me gusta

  2. Suscribo cada palabra que escribes Sr. Lapresta.
    Justo ahora he empezado a ver algunas películas de Allen de los 70-80 que tenía pendientes y la verdad es que no hay color. Te pueden gustar más o menos, a mi el estilo Allen, el de verdad, no el de los últimos 10 años, me cuesta entrar, pero sus méritos y sus ideas eran mucho más frescas y las críticas mucho más irónicas. Mientras que las películas de los últimos años son mucho más fáciles de ver pero parecen del peliculón de sobremesa.

    Saludos ;)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s