Nueve cartas a Berta… y hoy una más

Nueve cartas a Berta

Nueve cartas a Berta

Como digo a veces “el mundo no empezó cuando nacimos”. Parece que no; hay una historia que deberíamos conocer. Subjetiva, manipulada, parcial, pero que aún así existió.

Hoy veo, no sin cierta preocupación, un sector de los más jóvenes, que sin conocer (o sin querer conocer) de primera mano tiempos pasados, critican —con toda la razón—, la penosa situación socio-política actual; y lo malo, es que no se les ocurre nada mejor que reivindicar las etapas más grises de nuestra historia. ¿Matar al padre?.

El film de Basilio Martín Patino, “Nueve cartas a Berta”, que no por casualidad está realizado en 1965 (no creo que se distribuyera comercialmente), nos recuerda aquella sociedad, más cercana a la edad media que a la vecina Europa, que se nos presentaba como el paraíso terrenal… al que al parecer, llegamos demasiado tarde.

Un joven estudiante de una pequeña ciudad castellana, —con una prestigiosa universidad medieval—, viaja al extranjero, donde conoce y se enamora de la forma de vida, de libertad, de cultura, que allí se vive. Berta es la metáfora de esa forma de vida, a la que a su regreso, le describe en nueve cartas, el panorama que aquí tenía instalado el régimen de partido único, de la mano de la iglesia y del ejercito.

Vivir de la memoria

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La película, vista hoy, seguro que resulta aburrida, pedante, incluso sin colorines; pero quizá constituya una magnífica excusa como reflexión de que tiempos pasados no fueron mejores, en absoluto.

El reproche de algunos jóvenes hacia la generación de sus padres, tiene, por supuesto, sus razones. Un mundo basado en los principios de la codicia, pasando por encima de la igualdad; del material-consumismo, ignorando a la persona, pues no es muy edificante. Pero el del fanatismo y la represión que dejamos atrás (o no), tampoco.

Un revisionismo ciego y complaciente de un tiempo –de cualquier tiempo–, mísero desde la cultura a la mesa, es el error más sencillo de cometer para quienes no ven más allá de su problema personal. Para avanzar habrá que mirar atrás, pero andar hacia adelante. Y el film de Martín Patino puede ser un buen retrovisor, para no caer en las mismas miserias… de uno y otro lado.

Anuncios

4 comentarios en “Nueve cartas a Berta… y hoy una más

  1. Pues ya que escribes otra carta a Berta, voy a poner una postdata (con permiso).
    Solo ver las fotos que has subido me ha recordado mi vida durante los años de la adolescencia e independientemente de como lo viviésemos cada uno, desde la perspectiva de hoy solo resultan depresivos. Y si los comparamos con el presente, resultan además casi increíbles. Pero durante muchos años tuvimos a Berta-Europa que era la vida de nuestros sueños y hasta hubo quien se atrevió a jugársela escribiéndole cartas. Pero ahora Berta, como tú bien dices al principio, aunque en muchas cosas ha sido fantástica, en otras nos ha decepcionado porque cada vez vemos más claro con quién coquetea y con quién se acuesta Berta. Los sueños, sueños son.
    Perdón por el tocho, es que estoy con gripe y aburrido y me has inspirado :-)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s