Imagina o revienta

Imagina o revienta

Imagina o revienta

Hace ya dos años que en un alarde de imaginación, Paco León buscó la forma de romper los cánones de distribución para su primer largometraje “Carmina o revienta“. La modestia de la producción la hacía poco atractiva para un estreno al uso, con alfombras rojas y parafernalia mediática, así que sorprendió a propios y extraños en una puesta de largo simultáneamente en las salas convencionales (pocas), en soporte digital, y en la red a un precio módico.

En su momento me abstuve de opinar, en espera de siguientes trabajos —o más bien actitudes—, en una industria que necesita reinventarse urgentemente, (o quizá solo retomar la humildad de su historia). Aquel atrevimiento, forzado por el inmovilismo de los distribuidores a modificar las normas establecidas (o sea, bajar precios), se ve corroborado ahora con el estreno de una segunda y última parte de la historia: “Carmina y amén“. También de una forma innovadora: gratis.

Hoy, víspera del estreno comercial, se proyecta gratuitamente en numerosas salas de varias ciudades. La estrategia: buscar el “boca boca“. La imaginación al poder, como se decía allá por los sesenta.

Coincidiendo con este inminente estreno, el otro día, la televisión pública emitió (en la minoritaria 2 naturalmente), la primera de la saga, aquella sorprendente historia de Carmina Barrios. Y no solo esto, la película completa estará un tiempo en la página web de RTVE.es A la carta, para todos aquellos que lo deseen (naturalmente, también de forma gratuita).

Sin entrar a valorar demasiado el film, queda claro que, al igual que en su comercialización, la imaginación primó frente al presupuesto. El realizar una comedia, a medio camino entre el reportaje costumbrista y la ficción, apoyado en la frescura de unos actores no profesionales en su mayoría, con un lenguaje con el que se conecta inmediatamente; hacía de algo muy sencillo y cotidiano, un documento ameno y entrañable. Sin esperar más, ni tampoco menos.

Carmina Barrios: de madre a estrella

Carmina Barrios: de madre a estrella

Estamos pues ante la paradoja de que, mientras unos persiguen judicialmente las descargas de internet, bajo el pretexto de que son las causantes de la baja afluencia de público a las salas; otros se adaptan a la enorme difusión que tiene la red, para aprovechar su potencial de promocionar y dar a conocer su producto.

Solo desear que aquello de que “segundas partes nunca fueron buenas“, en este caso no se cumpla, y esperar que esta ruptura con el conservadurismo de las empresas de exhibición y distribución, sirva de punto de partida para despegar hacia nuevas fórmulas que beneficien a todos, y sobretodo al cine. Pues eso, amén.

Enlace libre con la página de RTVE, con la película completa.: http://www.rtve.es/alacarta/videos/version-espanola/version-espanola-carmina-revienta-pelicula/2525049/

Anuncios

Un comentario en “Imagina o revienta

  1. Pingback: Kiki, el amor se hace | Angel Lapresta: Un cinéfilo del siglo XX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s