15 años y un día, una condena

15 años y un día

15 años y un día

A mi me da igual, pero si esta película es la que han elegido para competir en los Oscar, me parece que se han lucido. Ni tiene el atractivo comercial que requiere el certamen, ni la audacia de un producto independiente.

Gracia Querejeta ­–hija de su padre– es la excepción que confirma la regla de aquel “de tal palo, tal astilla“. La directora nunca ha tenido ni la capacidad, ni el coraje para estar en primera línea. En esta “15 años y un día” (título que parece una condena, y al final lo es), se queda ahí, en un quiero y no puedo.

No sé porqué, la película me recuerda aquella famosa y repetidísima serie de televisión “Verano azul“, con su Chanquete y todo, pero puesta al día. Aquellas nostálgicas ñoñeces se han endurecido con algún violento conflicto juvenil interracial, más acorde con estas épocas convulsas.

Los malos, malísimos

Los malos, malísimos

Ni la vuelta al cine de Fernando Valverde, o el excelente trabajo de Maribel Verdú, logran transmitir alma a una historia tan vulgar, predecible y repetida, como mal contada. Incluso llegando a lo “incorrectamente político“, tratando el tema de los jóvenes hijos de inmigrantes, cuando todos sabemos que hay que pasar de puntillas en estas cosas y mirar hacia otro lado, si queremos quedar bien. La Querejeta ni siquiera los trata como víctimas, directamente como malos, ¡que insolencia para la demagogia!.

Marible Verdú, espléndida

Marible Verdú, espléndida

Un tema que podría ser interesante –cualquier tema puede ser interesante–, si se hubiese matizado y profundizado acertadamente, pero la película nunca nos engancha, más preocupada por su matiz de thriller, que por su aspecto humano. El tratamiento frío, el guión disperso, un ritmo que no avanza,… al final aburre. ¿Tendrá razón el ministro gilipollas ese, que dice que el problema del cine español es su calidad?. A veces puede que sí, pero como en todos los sitios, ¿o no?.

Y Tito Valverde, que tampoco lo puede arreglar

Y Tito Valverde, que tampoco lo puede arreglar

Anuncios

4 comentarios en “15 años y un día, una condena

  1. Libros buenos hay pocos, música buena hay poca, etc. etc., así que cine bueno hay también poco, lo que es muy normal. Tiene razón el Sr. Gilipollas cuando dice que el cine español no es bueno. Hay pocas películas buenas. Pero también las empresas españolas son mediocres y reciben subvenciones, los bancos gestionan fatal y reciben dinero a espuertas …. creo que ese no es el criterio que se aplica al decidir lo que es subvencionable. Como suelo decir, industria y cultura son dos palabras que no congenian bien.

    Me gusta

    • No congenian nada, más bien son imcompatbles. Y eso lo deberían de saber los unos y los otros. Por el camino de la cultura no se debería hacer dinero facil, y si pretendes hacerte milllonario, no te dediques a la cultura (ni malgastes el tiempo trabajando). El cine tiene la peculiaridad de poder elegir ambos caminos, pero compatibilizarlos…..ummmmm.
      En cuanto a lo de las subvenciones que ahora está en boga, ya lo sabemos todos ¿no? para los amiguetes, naturalmente, que somos mediterraneos. Hoy por tí, mañana por mí.

      Me gusta

    • Pues esperá sentada “anónima”, la única que me sorprendió agradablemente hasta ahora ha sido “A puerta fría”, y no creo que que sea facil encontrarla por allá. Aunque tu encuentras lo más dificil. :)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s