La bicicleta verde, con burka

La bicicleta verde

La bicicleta verde

La primera película que conozco procedente de Arabia Saudí, y precisamente dirigida por una mujer, con la poca bola que parece que les dan por allá. Curioso.

El film está claro que se ha realizado para ser visto en el mundo occidental, a modo de reivindicación light, no creo que en los países árabes tenga ningún interés. El guión es muy simple, y las clásicas y conocidas demandas femeninas también están tratadas “amablemente” –no se vaya a enfadar algún varón–.

La directora (Haifaa Al-Mansour), retrata la vida y costumbres de su país, sin ninguna complicación, pero sin dejar de incidir en las contradicciones de un pueblo dividido, que piensa de no sé qué forma, pero que evidentemente aspira a vivir como el occidente de la videoconsola y el smartphone. El resultado, lo peor de aquí, con lo peor de allí. Me parece que no va a resultar la formula.

El adoctrinamiento...

El adoctrinamiento…

Al final la sensación resulta extraña, pues por una parte se denuncian las incongruencias de una sociedad regida por arraigados principios religiosos, que a nuestros ojos resultan arcaicos, a la vez que nos muestra una población coexistiendo con dichos comportamientos apaciblemente, –o resignadamente–, por lo que la posible reivindicación queda diluida en una complacencia mutua.

Aunque lamentablemente –ya sale el escéptico– todo este cuento resulta demasiado inconsistente, si miramos un poco los informativos de cualquier medio. La realidad que nos llega parece infinitamente más violenta.

... imposible?

… imposible

Pero poco podemos hablar sobre desigualdad de sexos, o fanatismos religiosos, –que de eso va la película–, quienes hemos construido un sistema occidental basado en la desigualdad de clases, y en fanatismos materialistas. Así que a callar.

Lo mejor sin duda el desparpajo, el descaro y el encanto de la joven protagonista, una adolescente de once o doce años (parece que inspirada en una sobrina de la directora), que nos enamora con su espontánea naturalidad, y nos da sopas con onda, a unos y a otros, con su abierta filosofía. Y por supuesto, “La bicicleta verde“, solo es una metáfora de su propia libertad.

????

????

Es una pena, que, el que la inocente ilusión juvenil se haga mayor, solo sea cuestión de tiempo.

Anuncios

4 comentarios en “La bicicleta verde, con burka

  1. La verdad, una pena. Aunque cuando uno va entrando en años, y los castillos de colores se destiñen, algo ahí de bueno en eso. Esperemos que pueda mantener ambas cosas, como Catwoman ;)
    Lo cierto es que es extraño, manipulativo, la forma en que un sistema que no va, (bueno para mi, no), pueda representar la solución de cualquier otro. En fin…
    Pasaran los siglos, y nosotros (este hoy occidental) será lo arcaico en la peliculas del mañana. Esperemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s