La caza, impresionante ejercicio de cetrería

La caza (The hunt)

La caza (The hunt)

Supongo que esto va por temporadas, pero ya hacía tiempo que no encontraba en la cartelera nada interesante. Y digo interesante a eso que te remueve las vísceras, que abandonas la sala dándole vueltas al coco, y que cuando, después de un tiempo, todavía vuelven a tu cabeza aquellas imágenes, con solamente nombrar el título.

Esto es, ni más ni menos, que “La caza” (“The Hunt” o “Jugten”), de Thomas Vinterberg, –sí, aquel estrafalario del “dogma”–. La nueva película del danés, la podríamos calificar sin problemas como cine de terror, o de denuncia contra la pederastia, contra la ambigua justicia social, o contra la violencia de grupo. De cualquier forma el film adquiere pleno sentido.

Vinterberg, apoyado en una historia de supuesta pedofilia, relata la persecución del hombre contra el hombre. Tema recurrente en el cine, pero interesante de recordar de vez en cuando, y más si la realización resulta soberbia (“La jauría humanaPenn, “La cazaSaura, y múltiples etcéteras). El terror y la impotencia se adueñan de la pantalla, cuando entra en juego el fanatismo y la falta de raciocinio, inherentes en los humanos, sobretodo cuando actuamos –me incluyo– en manada.

The hunt

La relatividad de la verdad

Si algo se puede reprochar a la película, quizás sea la utilización como recurso fácil y llamativo del tema del abuso de menores demasiado superficialmente, para, en realidad, hablarnos de la inseguridad y los miedos del ser humano, convertidos en violencia como hipotética solución, y disimulados educadamente de buena y armoniosa convivencia. Aquí, a través de una metafórica cacería.

El director, no hace sino confirmar su misantropía, su falta de fe en una sociedad que oculta sus carencias más irracionales y primitivas, detrás del barniz de una hipócrita educación, huyendo del fondo de los instintos más animales, que ahí quedan.

La violencia de la violencia

La violencia de la violencia

Como digo, al film se le puede reprochar el oportunismo del tema en el que se sustentan reflexiones más universales. O también rechinan sus personajes demasiado planos, poco elaborados y sin matices. Pero esto, personalmente, lo atribuyo a los restos de “dogma” que quedan en el autor. La provocación directa, o la libertad de la cámara, un guión muy simple, –pero guión–, todavía se pueden observar en pequeñas dosis. Paradójicamente con estos detalles, convive una fotografía arriesgada al límite, y perfectamente resuelta, y unas estudiadas interpretaciones frías y sobrias, que nos convencen de que el terror no está en las historias de zombis, que los zombis somos nosotros.

Y la saga de cazadores continua

… y la saga de cazadores continua

Volver

Anuncios

2 comentarios en “La caza, impresionante ejercicio de cetrería

  1. Que lindo pasar por acá! Lo loco de esta peli es como al principio se duda y al rato se asevera de una forma increíble. Y para colmo, uno entiende las desiciones de todos, en mayor o menor medida, justamente por el tema que trata.

    Me gusta

    • Salí del cine satisfecho, que no es poco. Aunque hay cosas que veo un poco simples, el conocer desde casi el principio la realidad de los hechos, posiciona al espectador claramente. El reto queda en comprender el comportamiento de los que no lo conocen, y tratar de comprenderlos. Es un planteamiento que me recuerda a Hitchcock. El espectador sabe más que los personajes.
      Salud hermosa ;)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s