Amour, cuando el carpe diem ya no sirve

Amour Haneke

Amour

Que Michael Haneke es un provocador, no creo que haya duda, pero provocador de emociones, y en su último trabajo “Amour” o “Amor“, como prefiramos, lo vuelve a conseguir de forma magistral.

Si sus anteriores películas no estaban exentas de cierto tipo de violencia, -o habría que decirlo en plural: violencias-, ésta no es menos, quizás es más. Es la violencia cotidiana, vulgar, doméstica y natural de la muerte. Ninguna referencia a heroísmos, agresiones, revoluciones, catástrofes, nada, simplemente la muerte como final de la vida, así de simple y así de duro.

La frase aquella de “es más importante el cómo se dice, que lo que se dice“, toma aquí total relevancia, porque es la maestría del director la que nos hace encoger el alma, ante una situación que seguro todos hemos vivido demasiado cerca, y que algunos la tenemos esperando a la puerta.

Michael Haneke con Emmanuelle Riva y Jean Louis Trintignant

Michael Haneke con Emmanuelle Riva y Jean Louis Trintignant durante el rodaje

La historia de una pareja de ancianos todavía en excelentes condiciones, pero que de improviso -siempre es de improviso- los créditos del final de su película empiezan a aparecer en su escenario.

El trabajo del director, las interpretaciones de Jean Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, y el corto pero no menos importante papel de Isabelle Huppert, encerrados en un único escenario, -tan elegante como claustrofóbico-, nos transportan como en un flash back inexistente, a la paradoja del río de la vida, en la que el presente resulta una ilusión, el pasado quedó en el recuerdo y el futuro es una quimera. El carpe diem solo es un sucedáneo para los menos viejos, que vamos agotando día a día (día a día) hasta que ya no es nada.

amour-Haneke-Jean Louis Trintignant

Jean Louis Trintignant

La película, nos muestra una supervivencia final tan atroz como inútil. Nos muestra también el mirar hacia otro lado de los más jóvenes, -futuros ancianos-, percibiendo la muerte como algo ajeno, contrastando con la amarga resignación a la realidad de los que llegaron al final.

Amour_Haneke-Emmanuelle Riva

Emmanuelle Riva

La no aceptación de lo efímero de la existencia, la adopción de protocolos tan absurdos como acomodaticios, acaba en soluciones irracionales. Y esto es lo que el film nos arroja a la cara, sutil y fríamente, sin falsas concesiones de ternura, ni tremendismos forzados, elegantemente. Una historia de amor y muerte del más humano Haneke. Dignidad para transitar la vida, sí, pero también para la partida.

Volver

Anuncios

6 comentarios en “Amour, cuando el carpe diem ya no sirve

  1. Ay Angel quiero verla, pero seguro termino llorando a moco tendido. Siempre… va! siempre no, sino desde que pisé los 30 y empecé a ver las edades de otra forma, que pienso… cuánta cosa tendrá un anciano en su mente, como entenderá las cosas, cómo será su escala de valores, tendrá ya la capacidad de decir y sentir “esto y lo otro son puras boludeces”, en fin, siempre pienso cuánto deben saber que no tenemos ni idea, pero bueno… no me den cuerda que hablo sola jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s