Esto no es una película de Panahi

Es sabido por la prensa, los problemas que el director iraní Jafar Panahi, junto con otros miembros de la oposición al régimen de su país, están teniendo con la justicia. Éste, quizá por ser más conocido internacionalmente, está siendo la cabeza visible de ese movimiento de contestación, duramente reprimido.

Si la obra de Panahi se viene caracterizando por una denuncia a la falta de libertades, que las posturas más fundamentalistas de su país imponen, –sobretodo en la figura de la mujer (El Círculo, Offside)–, aquí se centra exclusivamente en su situación personal.

En 2010, fue condenado a seis años de prisión y a veinte de inhabilitación para hacer cine, por entender la justicia, que estaba preparando un film abiertamente en contra del gobierno (seguro que del todo cierto). Después de apelar la sentencia, dos años más tarde el tribunal superior la confirmó en toda su extensión.

Jafar Panahi en arresto domiciliario

Durante esa larga espera, Panahi estuvo detenido en su domicilio. Ante este panorama, decide como acto de rebeldía, hacer clandestinamente un documental sobre su confinamiento. El resultado es esta “película-no película“, que logran sacar del país, y exhibirla en festivales y muestras, sobretodo, de cine alternativo.

Esto no es una película(In Film Nist), rodada, naturalmente, dentro de su apartamento, trata de reflejar la indefensión a que le somete el aislamiento. El director –o no director– intenta expresarse precariamente por varios caminos, y todos ellos habrán de conducir al fracaso. La conclusión podría ser, que no se puede hacer una película, cuando se carece de la libertad necesaria.

(Mientras el trailer aguante en YouTube)

Pero el resultado final, resulta decepcionante. Ni el protagonista transmite ninguna emoción, ni el escenario inspira ningún temor.

El hecho de centrar el film en su problema particular, –los demás implicados, tendremos que imaginarlos–; la calidad del resultado técnico, impropia en una situación de confinamiento; o la lujosa ambientación de su propia casa, no ayudan a trasmitir al espectador la grave situación del país, ni la suya personal. Lo que se traduce en un relato tedioso y una estrategia frustrante.

Esperemos, desde la perspectiva política, de defensa de la libertad de expresión y los derechos humanos, que tenga más eficacia que cinematográficamente.

Volver

About these ads

4 comentarios en “Esto no es una película de Panahi

    • Se está proyectando en muestras de cine alternativo de varias ciudades, no creo que se estrene comercialmente, así que habrá que esperar a que aparezca por la red. Gracias por la visita.

  1. Qué duro eres!! La he visto hoy en un preestreno y es verdad que todo el lujo de su casa no acaba de ayudar a transmitir todo lo que pretende… pero para mí es un experimento más que interesante. No he visto sus películas pero lo voy a hacer en cuanto pueda…
    No me dirás que Iggy no es carismático :P

    Saludos ;)

    • Solo he tenido acceso a las dos que cito y ésta, pero seguro, seguriiisimo, que te gustarán mucho más. Para mi sobretodo, a “El círculo”, le guardo un recuerdo muy especial. Quizás, de ahí mi decepción. Salud :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s