Blue Valentine, otro film perdido en el limbo

Hace dos años Derek Cianfrance, se aventuró con su película “Blue Valentine“, y como excelente producto, obtuvo algunos premios, algunas nominaciones, y algunas palmaditas en el hombro. Después de este tiempo, (si no me equivoco), parece que ningún  distribuidor ha visto la necesidad de estrenarla por estos lares. Así, que en vista del futuro que le espera por los mundos de la pantalla grande, nos conformaremos con los distribuidores “independientes” de la pantalla pequeña, con permiso, o sin él, de las nuevas leyes de persecución de la cultura.
El film, sencillo en su forma, ahonda en una serie de conflictos, tan terrenales, que a poco que tratemos de explicarlos, estaremos hablando en algún momento, de parte de nuestras vidas, siempre que tengamos vidas, claro está.

Ryan Gosling y Michelle Willians

La película, con continuos y acertados flashback, nos sumerge en la convivencia actual de una joven pareja, atravesando una de esas inevitables crisis que aparecen cuando aparecen, y ahí se quedan. El razonamiento del conflicto queda abierto al espectador, a través de las distintas circunstancias del pasado, que mediante los mencionados flashback, nos va informando perfectamente el guión.

historias de amor...

Una primera conjetura, basada en la existencia de una hija de una relación anterior, subyace continuamente en la relación de pareja por ambas partes, aunque tratada con la mejor de las diplomacias, callando y tratando de obviar lo obvio.
También la diferencia social influirá en un progresivo distanciamiento en sus gustos y en sus metas. Diferencia que no existía años atrás, cuando ninguno de los dos era nada, ni nadie. Uno siguió por su camino, y el otro quedó en el suyo.
Y por último, y la interpretación que a mi gusto más me interesa, es el retrato del desamor, simplemente. ¿Influido por las circunstancias anteriores?. Que duda cabe. Pero es igual, en otras distintas, el desenlace acabaría siendo similar.

Blue Valentine

... y desamor

La repulsión de una magnífica Michelle Willians, ante una relación carnal con alguien  a quien ya detesta, resulta espeluznante. Por su parte, la decepción de verse rechazado, se intuye demoledora en el protagonista masculino (Ryan Gosling).
Me quedo pues con el universal tema del desamor, que el resto de acontecimientos, en cada casa son muy particulares. Y en cuanto al film, esperemos que la próxima vez, su director tenga más suerte por aquí con la industria del entretenimiento, porque con la de la cultura, lo tenemos claro.

Volver

Anuncios

6 comentarios en “Blue Valentine, otro film perdido en el limbo

  1. Me parece una película maravillosa Ángel. Llena de realismo descarnado. La vi a principios del año pasado y se me quedó. Tanto que la elegí en segunda lugar de mi lista de 2011. Lo mejor los actores. Yo me quedó con la parte romántica.

    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Una película minimalista y bastante acertada. El retrato sobre todos estos conflictos que como dices, aparecen cuando aparecen y ahí se quedan, está perfectamente logrado. Alcanza una credibilidad absoluta. Michelle Williams está magnífica.

    Saludos, Ángel.

    Me gusta

  3. Angel, me he pasado para saludarte. jiji.
    Es que no puedo decir nada porque la pelicula aun no la he visto y todos me la recomiendan. Te he leido levemente por encima para no chafarme la historia y tengo claro que tengo que verla ya si o si.
    Cuando lo haga me vuelvo a pasar.
    Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s