50/50, promedio perverso

Hay temas tan manidos, tan interesadamente manidos en el cine, que solo su mención hace que sospechemos de su honestidad. Cáncer, Alzheimer, sida, y demás plagas modernas, hasta llegar a la misma eutanasia, son objeto demasiado a menudo de aprovechar al máximo sus posibilidades lacrimógenas, de las formas más burdas.

El film “50/50”, del director Jonathan Levine, es uno de los trabajos de moda en los concursos y festivales que organiza la industria por estas fechas, y habla de cáncer. Y la ignoraría, incluso no la habría visto, si fuese un producto simplemente comercial, pero aquí su tratamiento, se puede considerar equilibrado.

A medio camino entre el cine joven y la comedia indie, desarrolla la pertinente historia desde una perspectiva bastante creíble –dentro de lo que sería un bonito cuento–. Las reacciones de los que huyen, de los que se quedan y de los que siempre estarán ahí, quedan expuestas con simpatía –¿o debo decir positivismo?–, aunque en su optimismo se olvide quizás en profundizar un poquito más en algunos personajes importantes.

Donde me asaltan las dudas, es al pensar si todo esto es necesario, si tiene algún fin útil, (más allá del comercial, claro). Este tipo de enfermedades tumorales, son lo que son, y cada uno cuenta de la feria según cómo le ha ido.

Supongo que a quienes han superado en primera persona el trance, poca gracia les hará revivir momentos angustiosos (los que no lo superaron, no van a opinar). Los que nos tocó de cerca, poco nos aporta, podemos aportar nosotros mucho más, tanto para bien, como para mal. Y los que solo lo conocen por el nombre, en el fondo, se la va a traer floja y pendulona.

Aunque por conocida, no aporte nada nuevo a la concienciación de la sociedad, –ya que me temo, poco queda por aportar–, y aunque es ésta una de esas ocasiones en las que la historia está muy bien tratada, ¿sigue teniendo sentido insistir? ¿es ético enredar con los sentimientos de vida y muerte de unas personas, a las cuales inevitablemente, les ha ido, o mal, o fatalmente mal?. Ojalá me equivoque, y a alguien le resuelva algún conflicto. Mi opinión en este caso, no puede evitar ser demasiado personal.

Volver

Anuncios

3 comentarios en “50/50, promedio perverso

  1. Todas las opiniones son personales, yo creo que dentro de lo que habla, es bastante sincera. No busca la lágrima fácil, y además, creo que puede servir, sobre todo no a los que ya pasaron por esto, sino a los que como el prota, recién se enteran. Identificarse suele ser algo positivo, de ahí que creo que esta bien que se hagan estas pelis. Siempre y cuando sean así. Saludos!!!

    Me gusta

  2. También veo con recelo éstas cintas, no es un tema fácil, pero en el arte hay que tener osadia y el tema aunque en algunos aprovechado , en otros puede ser hasta una pequeña catarsis. No me gusta mucho Rogen y desconfio de una comedia con semejante tema pero la pantalla tiene la última palabra, la tengo y ya la veo pronto. Feliz año nuevo y que todo sea alegría en tu vida para el 2012. Abrazos.

    Me gusta

  3. Respondo a los dos, Dialo y Mario. Lo comenté con gente cercana al problema y a ninguno le ha gustado revivirlo. Personalmente tengo que decir que, en plena batalla, me ayudo el optimismo de “Caro diario” de Nani Moretti… claro que no era yo el protagonista, a la implicada entonces, me parece que no le resolvió mucho. Besos y saludos, respectivamente, por supuesto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s