El hombre de al lado, sol para todos

Una teoría un poco particular mía sobre la inteligencia: “hacerlo fácil y barato“. Nada nuevo, es la misma que predicaba “El avaro” de Moliere a su criado: “con dinero cualquiera es buen cocinero“. Algunos ni con dinero.

Poco acostumbrados estamos de ver cine de allá, de por Sudamérica, o Hispanoamérica, o Latinoamérica, o como se diga el sitio de esas personas con las que nos entendemos, porque hablamos igual. Tan lejos y tan cerca.

Salvo las estratégicas coproducciones argentinas, y los rentables Darín, Campanella, Luppi y poco más, el resto es prácticamente desconocido –claro que si consideramos el desconocimiento del cine propio, que podemos esperar–. Uno y otro es engullido sistemáticamente por la industria americana o pseudo americana, que también la hay.

Y es que siempre ha habido clases. Como nos viene a decir de una forma divertida a la vez que cáustica “El hombre de al lado” la película de –para mi unos también desconocidos– Mariano Cohn y Gastón Dupray, que a pesar de que su oficina de marketing la movió por distintos festivales, aquí pasó sin pena ni gloria.

Una comedia, que decir minimalista resulta poco, en la que el presupuesto mayor debió ser el de los bocadillos de los técnicos, queda resuelta a base de oficio, de ingenio y de tener las cosas claras.

Daniel Aráoz y Rafael Spregelburd

Daniel Aráoz y Rafael Spregelburd

A través de una simbólica reivindicación de la luz del sol, un vecino “pobre” abre una ventana en su humilde casa, que molesta a su glamouroso vecino “rico” en su exclusiva mansión Le Corbusier. El desarrollo entre ácido y divertido, nos dará para cuantas lecturas estemos dispuestos a asumir.

La sobria puesta en escena, unas interpretaciones en su punto, y sobretodo la magnífica fotografía, sobre la que, invisiblemente, recae el peso de solucionar la austera producción,  nos devuelve la esperanza de que con arte, también se hace arte.

Volver

Anuncios

7 comentarios en “El hombre de al lado, sol para todos

  1. Yo veo de todo, el arte tiene diferentes formas y no poseo limitaciones, es la pantalla, su independencia y yo, tengo la película y ojalá sea comedia de situaciones y no esa eterna lucha de clases maniqueista, reduccionista y exacerbada (aunque hay excepciones que a pesar de todo como con slumdog millionaire me gustó), y que vivan las reinvidicaciones en pos de una mejor convivencia social como mundial y que reine la dignidad para todo ser humano pero que hay que amar a una bestia -sea del país que sea que lo que te define eres solo tú como individuo ya que pobres diablos o seres excepcionales hay en todas partes- solo porque eres pobre – o sea aguantar atropellos, insultos, complejos, violencia y odio porque sí- me da igual que el rechazo que me genera algún millonario sin la más mínima contemplación social. Y en mi caso agregando al tema que pareces deslizar, no creo en lo simple y barato sino más bien en la complejidad procesada (aunque aprecio las diferentes escalas de dificultad hasta las más complicadas a veces), prefiero la calidad al servicio de todos, nada de conformismos ni mediocridad, que todos aspìran a lo mejor al menos los que se respetan. Saludos.

    Me gusta

  2. Magnífica película! Ciertamente de lo mejor que he visto en el último tiempo de nuestro cine. “Cuantas lecturas estemos dispuestos a asumir” genial!, es así. A muchos, de hecho, no les gustó demasiado el final que para mí es justamente lo más maravilloso que tiene la película además de las actuaciones y su tratamiento!

    Me gusta

  3. Al escribir quice decir que no es obligación amar a alguien solo porque es pobre ya que importa su conducta, la condición social no indica la naturaleza de si existe o no bondad en ti . Ya lo dejo, el tema me parece muy interesante, quizás más que la película misma. Saludos.

    Me gusta

    • Solo una aclaración sobre lo “sencillo” (o fácil y barato). Tu que eres amante de la pintura, estarás de acuerdo que, por ejemplo, Monet nunca insistiría con tres pinceladas, donde podía resolverlo con una solo ¿no?. A esto me refiero.

      Me gusta

  4. Que bueno leer este tipo de reseñas tuyas y que encima sea de una peli de por acá :D A mi también me gustó mucho. Esto de que es un arte hacer arte, esa creatividad que suele surgir de cuando no se tiene los medios, hace muchas veces que las producciones menores se destaquen. Yo le critico apenas algunas cosillas que a mi entender rompen esa ambigüedad tan bien formada en el resto del filme, pero en conclusión, la peli sale más que airosa, un gran producto. Saludos!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s