En un mundo mejor, aunque sea incompatible con uno bueno

En las películas, cada uno ve con más intensidad aquellos aspectos con los que más se identifica. Es condición pues de cualquier obra de arte, abrirse a la participación del que la contempla (y disculpas por la obviedad).

La directora danesa Susanne Bier, que comenzó dando sus primeros pasos con aquel estrafalario “dogma”, estrena por estos pagos “En un mundo mejor”, –lamentable traducción de Haevnen (Venganza) –, y con la que ha terminado con un Oscar debajo del brazo (quién lo iba a decir).

La trama puede resultar demasiado conocida y las formas de mostrarla, a base de historias entrelazadas, demasiado manida últimamente. El cruzar historias paralelas mostrando los defectos de fabricación del ser humano, ya lo inventó para el cine Griffith en su “Intolerancia” hace un siglo. Robert Altman lo redondeó en “Short Cuts”, o más recientemente, el tandem Iñárritu/Arriaga se encargó de agotar el tema por el momento… solo como ejemplos.

Así que a la antigua condiscípula de Von Trier, a falta de originalidad, únicamente le queda el camino de hacerlo bien. Y lo hace.

 

Consejos doy, y para mí no tengo

La labor altruista de un médico que trabaja para una ONG en el más primitivo tercer mundo, es contrastada con el desarrollo que sus hijos están teniendo en el mundo occidental.

La utopía verde de generaciones, habitualmente ya maduras, por arreglar el mundo, –pero absolutamente todo el mundo–, deja entrever la falta de visión de sus grietas más cercanas. Se trataba de transformar a toda una sociedad en perfecta, y nos olvidamos de hacer, simplemente, nuestro entorno un poco mejor. ¿Soberbia?

Una infancia confundida, cabreada, cuya respuesta será la contestación (como siempre), acabará encontrándose con sus instintos más primitivos. Por razones distintas (o no) y con distinto registro, el futuro, encarnado en la figura infantil, nos vuelve a estremecer como lo hiciera no hace mucho tiempo Michael Haneke con su espléndida “La cinta blanca” .

Una excelente reflexión pues, para todos aquellos utópicos idealistas, que a base de mirar el bosque nunca llegamos a ver los árboles. Mal lo dejamos.

Volver

Anuncios

7 comentarios en “En un mundo mejor, aunque sea incompatible con uno bueno

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Pingback: Hermanos, recuperando a Susanne Bier « Angel Lapresta: Un cine del siglo XX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s