La red antisocial

Una vez que ya se ha calmado la primera tanda de premios promocionales, y a la espera de la traca final –porque con los Oscar se acaba el presupuesto de promoción–, me animo a dar mi opinión sobre uno de los principales productos propagandísticos de la temporada, basado, como no, en el inagotable “american dream”, o “cómo hacerse millonario a costa de los demás, y que parezca mérito propio”.

Tras la actual debacle capitalista del sector financiero, lejos de tomar relevo, ha cobrado especial virulencia el relanzamiento del sistema, en manos de los grupos ultraconservadores (ahora llamados neoliberales o neocons, que queda más fashion).

La red social”, que es el film al que me refiero, no es nada nuevo, ensalza como es habitual la ley de la selva, el triunfo del adaptado sin escrúpulos al sistema competitivo salvaje. Saltándose cualquier principio social o humanitario, como la lealtad, solidaridad, trabajo en equipo, o cualquier otro que no redunde directamente en la cuenta bancaria.

 

¿Amigos? ¿No serán muchos?

Si a finales de los ochenta surgió la filosofía yuppie con aquello de “si a los treinta no eres millonario, eres un fracasado”, ahora parece que han rebajado la edad de reclutamiento.

Se les acabaron los héroes clásicos. Los Superman, Batman, o Spiderman, ya hicieron su trabajo subliminal, ahora solo sirven para hacer dinero a base de nostalgia. Aquellos otros nuevos líderes dólar-espirituales, los Bill Gates, Steve Jobs, etc., con sus dudosas historias sobre inventos juveniles de garaje, ya se han hecho viejos. Así que se hace necesario erigir y lanzar nuevos ideales, o mejor dicho relanzar los viejos ideales de siempre con estética renovada. Nuevos dioses tipo becerro de oro para los más jóvenes. Y le ha tocado al muchacho este que no sé como se escribe.

 

Ándeme yo caliente y ríase la gente (Luis de Góngora)

A modo de spot publicitario de algo tan efímero como son las nuevas tecnologías cotizadas en el Nasdaq, nos han vendido una película hecha de retazos de otros clásicos: de cine de jóvenes, de aventuras virtuales frikis, del género de juicios, y hasta tiene la osadía de terminar con un lamentable plagio a lo Citizen Kane. Pero claro, parece que va de esto, de plagios.

Ni se molestan, como en otras ocasiones, en llevar a la pantalla los últimos y deslumbrantes efectos visuales, ¿para qué? El efecto que ha de llegar al espectador son los 25 billones que se supone ha ganado el chaval, pisoteando a quién hiciera falta. Desde sus competidores, a los sufridos rebaños de consumidores que pagamos el ingenio del muchacho.

Y no me vale un final redentor, previsible y manido, –como es costumbre en el cine americano–, para contentar a aquel espectador que andaba sospechando de propaganda al más puro estilo Goebbels. ¿Repetirán como el año anterior con aquel panfleto de guerra?.

Volver

Anuncios

5 comentarios en “La red antisocial

  1. Pingback: Tweets that mention La red antisocial « Angel Lapresta: Un cine del siglo XX -- Topsy.com

  2. Muy buen análisis, Ángel. Y yo sigo sin ser millonario a los … y pico. Menudo fracasado, qué triste es el mensaje.

    Coincido contigo en que, cuando encima van disfrazadas de denuncia, Hollywood enseña sus más acerados colmillos.

    Reconozco que no he visto la película, y realmente dudo mucho que la vea. Me tiene que pillar en un día flojo.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario. Yo tampoco tenia previsto verla, pero con tanto globo de oro, tenia ganas de comprobar lo que me suponía. La “película.avi” natuaralmente la vi en mi reproductor domestico. De indudable procedencia, claro.

      Me gusta

  3. Si que no te gustó la película, a mí tampoco me fascinó pero tampoco podría descartarla, considero que es una buena propuesta pero que se ha sobredimensionado con tanta premiación, una mirada al inventor de una red social tan popular y un hombre que ha tenido éxito en la vida con sus faltas éticas y todo pero finalmente es lo que es. Se debe a que Zuckerberg es una figura mediática y tan “importante” alrededor del mundo, ¿quién no está enganchado con facebook?, es una forma de reconocimiento que el público le exigía al cine entre otros medios, se le ha humanizado pero considero que la película no cuenta en profundidad la creación de su imperio. Un abrazo.

    Mario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s