Copia certificada: Kiarostami se viene a Europa

Nunca he acabado de coincidir con el cine del director iraní Abbas Kiarostami. Desde aquel lejano ya en el tiempo ¿Donde está la casa de mi amigo?, en la que el niño protagonista iba y venía corriendo de un pueblo a otro hasta que se acababa la película. Las posteriores “A través de los olivos”, un ejercicio de cine dentro del cine en clave Romeo y Julieta. El eterno suicidio de “El sabor de las cerezas”, o las carreras colina arriba, colina abajo en “El viento nos llevará” (por citar las que conozco), me hicieron tomar interés por el trabajo de Kiarostami. Pero por mucho interés que puse, ya digo, nunca llegó a calar en mis emociones, ni en las más bajas, ni en las más sublimes.

Siempre lo he visto como un cineasta “heredero” de la escuela de Bermang sin mucho disimulo, ¿una copia certificada?.

Tampoco se le puede calificar desde el punto de vista de cine islámico, para ese caso, me convencen y me llegan plenamente los Panahi, la saga  Makhmalbaf o incluso el turco-alemán Fatah Akin entre otros, todos ellos dan una visión más terrenal de su idiosincrasia particular. El cine de Kiarostami ha pretendido siempre ser más universal, o sea, simplemente europeo en el mejor de los casos.

Así, después de varias incursiones en el mundo del documental (que sinceramente ya no me acuerdo), volvió a la ficción hace dos años con el experimento “Shirin”, que –en excepcional desacuerdo con mi Amelie argentina–, solo me pareció una “genialidad de laboratorio” bastante insufrible.

Juliette Binoche, sencillamente esplendida

Ahora se ha venido por aquí cerca a rodar “Copia certificada”, una producción francesa, con todas las bendiciones de las producciones francesas: magnífica fotografía, excelentes actores, localizaciones intimistas, y ese saber hacer del cine galo.

La interpretación de Juliette Binoche, sencillamente esplendida. La historia, muy en la línea abstracta –por no decir directamente confusa– de su director. Una historia que se sigue bien, que significativamente se desarrolla en tres idiomas (y significativamente europeos), que subraya la relatividad de la realidad o la subjetividad del ser humano para aceptar sus propios engaños.

Un cine que se siente, más que se comprende. Así pues, lo disfrutas, pero acabas sin saber si lo que vemos es, o no es; si van, o vienen; o si están o ya se han ido, pero… así debe ser la vida… según Kiarostami, claro.

Que cada uno lo coja como quiera, o como pueda, a mí particularmente me ha gustado, pero si además la hubiera entendido ¡sería ya la hostia!

Volver

Anuncios

5 comentarios en “Copia certificada: Kiarostami se viene a Europa

  1. Angel aun no la veo!, la tengo aquí en casa pero todavía no me hago el minuto de verla. Asique ya te contaré en estos días. He leído buenas críticas asique le tengo bastantes ganas.
    La “Amelie argentina” ? jajajaja me ha gustado esa definición! Y Shirin puedo coincidir, lo acepto, en que me ha gustado porque me ha pillado en el momento adecuado. No sé quizá qué hubiera dicho de ella si me agarra en un día como el de hoy, maldormida y cansadísima, ajajajaja

    Me gusta

  2. Angel me preguntabas en mi blog ¿qué quería decir Kiarostami? Y la verdad es que tampoco sé definirlo como conclusión absoluta.

    Creo que como el diálogo se cansa de repetir, sólo quiere buscar las diferentes percepciones para que sea el espectador el que interactúe…yo no sé cuál es su búsqueda, así que mejor me quedo con las interpretaciones (sin Binoche no sería lo mismo) y con esas sensaciones que cada palabra del guión y cada plano me transmitieron. Es un bonito retrato de las relaciones que me hizo disfrutar,para mí ya es bastante.

    Saludos!!

    PD: A mí también me llegan Panahi y los Makhmalbaf, revisioné hace poco “Buda explotó por vergüenza” y me volvió a maravillar

    Me gusta

    • De acuerdo Elena, técnicamente e interpretativamente magnifica, pero yo intuyo que el director quiere trasmitir algo, ya no solo en esta película, sino en toda su obra, (espero que no sea tomarnos el pelo), pero su “encriptado” lenguaje lo hace inteligible para mí (será mi torpeza).
      Esperaré a poderla ver alguna otra vez antes de calificar a Kiarostami como… yo que sé.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s