Pues, tampoco es para tanto

No me gusta Disney, punto. Es más lo considero peligroso. Éste sería el principal inconveniente que le veo a la excesivamente alabada Toy Story 3.

En realidad no soy asiduo del cine de animación, pero sí que conocía algunos excelentes e innovadores cortometrajes, de la PIXAR en su etapa de Lucasfilm.

Desde que fue comprada por la poderosa madre de Mickey Mouse, se puso en funcionamiento mi escepticismo (y no tengo nada contra los judíos).

Ahora, ya por fin, he comprobado de primera mano, que efectivamente, es más el ruido que las nueces, como suele ocurrir siempre en el mundo del marketing. Toy Story 3 no deja de sustentarse en un guión clásico. Perfecto técnicamente como corresponde a la meca del cine, pero nada original, (de buenos y malos). En él se pueden encontrar todos los lugares comunes de la historia del séptimo arte, desde Ford o Wilder a los más modernos replicantes, con las consiguientes moralejas de “amo”, “líder” y demás “adoctrinamientos” subliminales.

Pese a lo que se ha dicho reiteradamente, es una película para niños, eso sí, con la correspondiente dosis de nostalgia, especial para acompañantes adultos. Y desde este punto de vista, se ve con agrado, ya digo: guión clásico, su punto melodramático y el  recurso a la melancolía de los cuarentones. La animación magnifica (que bien trabajan los informáticos hindúes), el 3D vuelve a no aporta nada, salvo la molestia de las gafas, los gags divertidos (sobretodo para la espectadora que me tocó al lado, se descojonó viva), y la adaptación de You’ve Got A Friend in Me por los Gipsy Kings perfecta. Poco más.

En definitiva, un acierto para los padres (y madres, no me vayan a tachar de sexista), que podrán divertirse con la peli de dibujos a la que están obligados a llevar a sus hijos. Que tampoco saldrán defraudados, aunque con otra lectura evidentemente.

De todas formas, reitero, no es para tanto.

PD: PIXAR ha muerto fagocitada por el oso Lotso, descanse en paz.

Volver

Anuncios

Un comentario en “Pues, tampoco es para tanto

  1. No te falta razón, pero tiene una capacidad asombrosa para emocionar, ese algo difícil de definir o explicar que logra que te metas en la peli y te identifiques con los personajes. Yo incluso lloré. Ya sé que soy un flojo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s