Cine francés: No es una reflexión, es una confesión

Día de año nuevo, interminables sobremesas multifamiliares, resacas de la noche anterior, niños,… una alternativa al suicidio puede ser ir al cine.

La cartelera llena de películas infantiles o directamente idiotas. En una sala “El erizo”. No sé nada de ella, pero es francesa. Prueba superada.

Y es que si algún país tiene un estilo definido (después del globalizado Hollywood) puede ser Francia. Será porque los Lumiere o Méliès eran de allí, o será por su chovinismo, pensando mal (y haciendo amigos).

A bout de souffle

Ya en el cine (más) moderno, Jean Renoir marcaría el punto de partida de lo que en los años sesenta será la base de un estilo que destilará personalidad hasta hoy. Desde la Nouvelle Vague, con los Truffaut, Godard, Rohmer o los renegados del movimiento, Malle o Resnais, confirmarán una forma de hacer que tendrá continuación con Bertrand Tavernier, los suizos Claude Goretta, Alain Tanner, o las “importaciones” polacas Kieslowski o Zulawski. Hasta Buñuel acabó por allí, pero don Luis es otra historia.

Actualmente, lejos de olvidar sus raíces los belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, Robert Guediguian, Claude Sautet, la joven Agnes Jaoui, o los más moñas Christopher Barratier o Jean Pierre Jeunet, continúan con un cine de personalidad inequívoca.

Y hoy le ha tocado a Mona Achache y su primer film (conocido por aquí) “El erizo”, adaptación de la novela de Muriel Barbery. Una pequeña y modesta sorpresa para una tarde aburrida.

A medio camino entre el costumbrismo de los más tradicionales y la ñoñería empalagosa de “Amelie” o “Los chicos del coro” (de nuevo haciendo amigos), seguramente no pasará a la historia, pero me proporcionó una tarde agradable y ahora me ha dado pié para repasar algunos autores y confesar mi debilidad por el cine galo… aunque nunca entenderé su soso sentido del humor.

Volver

Inicio

Anuncios

2 comentarios en “Cine francés: No es una reflexión, es una confesión

  1. Sí! cine francés! mi favorito también por lejos.No vi El erizo pero la tendré muy en cuenta ya que la describes tan bien en una sola línea! jeje. Eso sí obviaré el detalle de que describas Amelie como una ñoñería jujuju.
    Y es cierto, el sentido del humor francés es bastante particular, a veces parece genial y otras te quedas preguntando si la traducción estaría bien hecha.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s