Remakes:¿Revisiones o negocio?

Conocido es el remedio a la falta de imaginación, consistente en repetir una obra anterior, o sea hacer un “remake”.  Opción plenamente válida, si la nueva versión va a mejorar en algo o aportar una visión distinta a su precedente. Claro, si no ¿para qué se iba a hacer algo ya conocido?.  Simplemente por la taquilla. Si la versión primitiva tuvo éxito, ésta, con una producción más cara, con unos actores de moda, y con una promoción apabullante, negocio seguro. Lástima que no recuerdo ningún remake que haya mejorado el original (quizá “Luna Nueva” de Howard Hawks). Como curiosidad el maestro Hitchcock, se versionaba a sí mismo a menudo, échale.

Otra versión de marketing barato serian las “sagas”, que a excepción de “El Padrino” y ”El Padrino II” (ya no “El Padrino III”) y poco más, han acabado limitándose a un público infantil que a modo de comics, reclutan “frikis” dispuestos a consumir  el merchandising que haga falta.

Toda esta perorata un tanto simple, viene a cuento de una conversación tomando café sobre dos obras maestras, o al menos para tener en consideración. La primera “Días de vino y rosas” obra dramática poco habitual en Blake Edwards, que con la filosofía atrevida de los años sesenta describe detalladamente los problemas del alcoholismo, en una sociedad que lejos de combatirlo los promociona a modo de efímero éxito personal. La ética de aquella generación consideró alertar y condenar los peligros de la bebida a través del film.

Treinta años después al director Mike Figgis, abordó la misma temática, pero ahora claramente desde una ética evolucionada en “Leaving Las Vegas“, simplemente porque la sociedad había cambiado. Lo que en la película de Edwards, se presentaba como una verdadera tragedia, unas vidas arruinadas y unas víctimas de la sociedad mercantilista, Figgis (basándose en una novela autobiográfica de John O’Brien), representa también una tragedia, unas vidas arruinadas, pero ahora como una opción de vida y muerte para sus protagonistas. Sin llantos ni desgarros cada uno elige su alternativa. Tres décadas después la visión de la ética frente al alcoholismo necesitaba una revisión.

Concluyo pues con la escueta reflexión de que, en general, desconfío de los remakes, la sagas y demás patrañas comerciales, pero sí veo interesante –y sirva simplemente a modo de un ejemplo el tema comentado– la revisión de temas que han sido y siguen siendo importantes, aportando la renovada óptica frente a dilemas universales desde un discurso cambiante,… o al menos un poco cambiante.

Volver

Inicio

Anuncios

2 comentarios en “Remakes:¿Revisiones o negocio?

  1. Angel, qué honor que hayas pasado por mi blog! y por supuesto que nos linkeamos! gracias. Yo hace rato que te vengo leyendo aunque no siempre comento porque no siempre estoy tranquila en casa, a veces leo desde el trabajo con las idas y venidas típicas.
    He leído el informe de Almodovar, vaya que es genial! todo ese repaso que haces es fantástico y pude conocer hasta títulos de él que desconocía. No obstante de por sí he visto poco de él pero algunas cosas me gustaron y otras no.
    En cuanto a las remakes me gustaría preguntarte, por tu comentario en mi reseña de Moon, si la has visto. Porque parezco ser la única en toda la bloggosfera cinéfila que le pareció un desastre de film…. pero intuyo por tus palabras que quizá a ti también??? jejeje eso me haría sentir mejor! ja!
    Bueno Angel que ya me callo!, nos estamos leyendo.
    Y eso sí Pino SOlanas pronto tendrá espacio en mi blog nuevamente con lo del especial de cine argentino, porque aquí mismo en Argentina tiene su grupo de seguidores y nada más, no se le da espacio de reconocimiento real.

    Me gusta

  2. Pabela, por supuesto que el honor es mío. Y después de las cortesías protocolarias, te comento sobre Moon.
    Entiendo que es un vulgarcilla película de “genero” que repite artesanalmente los lugares comunes de las pioneras y ya clásicas que marcaron su tiempo por sus planteamientos novedosos. Especialmente me recuerda a una mezcla de 2001, Blade Runner y Solaris, pero supongo que a decenas más (yo no soy muy aficionado a esto de los marcianos).
    Repetir lo mismo 30 o 40 años después, para mi, no tiene ningún interés como digo en este mismo post sobre “remakes”, o llámalos si quieres “copias descaradas para quien no haya visto los originales”.
    Al hilo de este tema, te/os invito a leer mi siguiente reflexión sobre el mal llamado “cine de género”, que va de lo mismo o parecido. Y me callo que hablo más que los argentinos (je,je).
    Un saludo muy cordial y gracias por conversar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s