Alguien voló sobre el nido del cuco

alguien-volo-cuco.jpgDIRECTOR: Forman, Milos
PAIS
: USA
AÑO: 1975
DURACION: 129 min
INTERPRETES: Jack Nicholson, Louise Fletcher, Will Sampson

Sumada a la habitual oleada de inmigrantes a la que están sometidos continuamente los Estados Unidos, hubo que añadir en el año 1968, la puntual remesa de refugiados checos que tuvieron que huir de su país, por la invasión de los tanques soviéticos, en la tristemente famosa “Primavera de Praga”.

Uno de aquellos “emigrantes forzosos”, fue el cineasta Milos Forman. Ya en su país de origen, acreditaba una interesante carrera de películas, siempre de corte contestatario, por lo que no es de extrañar su precipitado y necesario exilio.

La adaptación al cine de su país anfitrión, fue inmediata. Coincidiendo con los años en los que la filosofía contracultural, estaba haciendo mella, también, en la juventud norteamericana, Milos Forman, pronto se encontró en su ambiente.

Con una rápida y extraordinaria adaptación a las técnicas formales exigidas por la industria de Hollywood, ya en la segunda película en su nueva casa, arrasó con los Oscar que otorga la conservadora Academia. Esta película era “Alguien voló sobre el nido del cuco”.

Como era habitual en los países (entre ellos los del Este de Europa) en los que un sistema de censura “custodiaba” las buenas costumbres de la ciudadanía, el filme está apoyado en multitud de metáforas y continuas lecturas entre líneas.

En un primer examen, se nos presenta una historia, con una extraordinaria interpretación, fácil de ver y que podría parecer (equivocadamente) una simple, aunque contundente, denuncia contra los hospitales y los tratamientos de enfermos mentales. Inmediatamente esta lectura se puede extender a cualquier establecimiento que se rija por unas normas de coacción hacia los  internados.

Ya en una interpretación más amplia, podemos ver representada en aquel manicomio, a la propia sociedad en general (oriental u occidental). Con sus normas rígidas, sus mansos seguidores, sus transgresores libertarios, y, como no, los fieles guardianes de los principios establecidos.

Ver trailer

Anuncios