Calabuch

calabuch.jpgDIRECTOR: Berlanga, L.G.
PAIS: España
AÑO: 1956
DURACION: 92 min
INTERPRETES: Edmund Gwenn, Franco Fabrizzi, Jose Isbert

Con su talante irónico y su postura libertaria, Luis García Berlanga, consigue en “Calabuch”, –uno de sus primeros trabajos en solitario–, el film más sutil de su carrera, en el que, sin recurrir al dramatismo evidente o la sátira más burda, pone en entredicho, desde la evolución de la política internacional, a la mísera patochada nacional, en la mitad del siglo veinte.

Un científico, que ha desarrollado eminentes teorías nucleares, se da cuenta de la utilización bélica a la que están abocados sus trabajos por parte de su gobierno (no importa cual). Por ello decide huir, yendo a parar a Calabuch, un pueblecito de pescadores en la costa española del levante.

Aquí, la gente vive en paz, lejos de la evolución alocada de la civilización, a su ritmo, sobreviviendo de forma modesta, pero llena de fraternidad y camaradería. Ambiente, que el científico adoptará encantado como su nueva vida, renegando de sus peligrosas investigaciones.

Aprovecha también Berlanga para reírse, literalmente, de la pretenciosa organización que el estado español del momento intentaba extender a los más recónditos lugares,…y lugareños. Así, frente a la naturalidad e igualdad de los vecinos, se ha de mantener una absurda organización, –política, militar, eclesiástica –, impuesta desde el poder central. Orden, que al fin y al cabo se desvanecerá ridículamente ante la primera adversidad.

En definitiva, estamos ante el bonito cuento de lo que nunca dejará de ser una utopía. De la subsistencia natural, frente al asfalto cosmopolita; de la espontánea camaradería, frente a la manipulación política; de una existencia lúdica, frente a la material productividad. Un sueño, que como todo sueño, el final nos devolverá a la despiadada realidad.

Ver trailer

Anuncios