Cara de Angel

cara-de-angel.jpgDIRECTOR: Preminger, Otto
PAIS: USA
AÑO: 1952
DURACION: 88 min
INTERPRETES: Jean Simmons, Robert Mitcum, Mona Freeman

Dentro de su estilo, de tocar en sus filmes temática fuertes y comprometidas, Otto Preminger, en “Cara de ángel”, aborda la paranoia paternalista y posesiva, en la figura de una muchacha consentida, de buena familia, que no puede admitir ser relegada a un segundo plano en las preferencias de su padre.

Huérfana de madre, e incapaz de desarrollar su propia personalidad, la protagonista profesa una necesidad de protección, y a la vez de posesión exclusiva de la figura del padre, quien al haberse casado con una rica viuda, evidentemente por cuestión de dinero, hará sentir desplazada a su hija. Ésta, en su demencia, no dudará en matar a su oponente, utilizando sin escrúpulos y con sus artes de seducción, a todos a quien necesite.

Un final desesperado, revela hasta que punto la necesidad de verse protegida y de poseer a su vez al protector, llegará a hacerle perder la razón.

No obstante, además de la línea central del argumento, cabe resaltar, el tratamiento general de los personajes, tanto femeninos, como masculinos. La forma de actuar de todas las mujeres del filme, absolutamente cerebral, nos revela a un ser inteligente y calculador, –para bien o para mal–. Mientras el hombre, prepotente y simple, apoyado en la seguridad de un machismo pueril, será manejado a su antojo.

Una postura del director, provocadoramente misógina, a la vez que anti machista, que contrasta con los personajes al uso: hombres dominantes y seguros, ante sumisas y dóciles compañeras.

Por último, una tercera trama, no menos escabrosa, se apunta a lo largo de la historia: la inconsistencia del sistema judicial, en el cual la profesionalidad de los abogados, se antepone inevitablemente a la búsqueda de la verdad. Tema que el propio Preminger desarrollará ampliamente, años más tarde, en su “Anatomía de una asesinato”.

Ver trailer

Anuncios