Cumbres borrascosas

cumbres-borrascosas.jpgDIRECTOR: Wyler, Willian
PAIS: USA
AÑO: 1939
DURACION: 104 min
INTERPRETES: Laurence Olivier, Merle Oberon, David Niven

Con Willian Wyler se afronta, si no por primera vez, sí de una forma definitiva, la adaptación a la gran pantalla de reconocidas obras literarias, respetando fielmente su contexto. Una actitud criticada por los más puristas, pero que aportará al cine una gran homogeneidad en los guiones y en sus diálogos. Fruto, que duda cabe, de la experiencia ancestral en el arte de escribir.

El gran mérito de Wyler, va a consistir pues, en lograr la formula magistral para traducir los contenidos de un lenguaje tradicional, a otro, con una gramática completamente distinta. Con su saber hacer, sentará las bases para el perfecto ajuste al cine, de la sólida estructura literaria.

“Cumbres borrascosas”, una adaptación del “best seller” de Emily Bronte, constituyó uno de los más representativos y exitosos ejemplos del trabajo de Wyler, como integrador entre la literatura y el cine.

El argumento, un melodrama romántico, poco interés nos despierta hoy, con sus pasiones tormentosas y sus amores más allá de la muerte.

Donde encontramos la autentica aportación al medio, es en la forma de expresarlo, con una puesta en escena en la que se integran perfectamente unos personajes, de los que se hace resaltar su evolución psicológica y emocional. De una fotografía que huye de la iluminación convencional, y que utiliza la profundidad de campo para dar libertad a los actores dentro de un escenario, que de otra forma, estaría condenado al excesivo e inevitable montaje, heredado del periodo mudo.

Si bien Wyler, tanto en “Cumbres borrascosas”, como en general en toda su obra, pocos testimonios propios aporta, sí es cierto, que es en su forma de entender la realización de una película, donde vemos ya al predecesor, tanto de los inminentes Welles, Ford, Cukor, como de los actuales Camus, Ivory o Coppola.

Ver trailer

Anuncios