Dies Irae

dies-irae.jpgDIRECTOR: Dreyer Carl Theodor
PAIS: Escandinavia
AÑO: 1943
DURACION: 105 min
INTERPRETES: Thorkild Roose, Losbeth Movin, Sigrid Neiiendam

Primera película sonora del director danés Carl Theodor Dreyer. Basada en la obra teatral del mismo nombre, se estrena en plena guerra mundial, lo que no es un dato irrelevante a la hora de su interpretación.

Otro dato a tener en cuenta, es la severa educación Luterana que recibió el autor en su infancia, dentro de una familia profundamente dogmática, y que marcaría, las más de las veces, su discrepancia hacia esta ideología.

El film se centra en la caza de brujas que la iglesia desencadenó en Europa en el siglo XVII, donde la sagrada institución tenía el beneplácito para torturar y matar a quien considerase necesario, sin mediación de juicio cabal alguno, y en el que un pueblo aterrorizado, sucumbía a aprobar sin reparos las mayores atrocidades de sus líderes (coros infantiles incluidos en las bárbaras ejecuciones).

Naturalmente estas “brujas” sistemáticamente coincidían con las personas con una clarividencia y apego terrenal, muy alejadas de los fanatismos religiosos.

En una de sus lecturas y de forma metafórica, “Dies Irae”, es pues una cruda contestación hacia los regímenes fundamentalistas que manipulan al pueblo con falsedades populistas.

Si bien la historia se desarrolla en la edad media, donde la brujería fue la excusa para mantener a una población sumisa a los mandatos de la iglesia todopoderosa, prescindiendo del menor atisbo de justicia que impidiera arrojar a la hoguera a cualquier desgraciado, con el único fin de aturdir a los más ignorantes, y acabar con los más contestatarios. También es de considerar la fecha en la que la película es realizada, lo que nos da una visión actualizada y valiente, sobre el nazismo reinante en aquel momento.

De esta forma arriesgada, Dies Irae, se convierte en un mensaje universal, no solo contra el fanatismo y la intolerancia religiosa, si no contra la brutalidad represora de cualquier forma de totalitarismo, y en este caso concreto y personal, la ocupación danesa por el ejército nazi.

Anuncios