El Cardenal

el-cardenal.jpgDIRECTOR: Preminger, Otto
PAIS: USA
AÑO: 1963
DURACION: 169 min
INTERPRETES: Tom Tryon, Romy Schneider

Otto Preminger, especialista en películas sobre asuntos comprometidos durante los años duros de la represión puritana de Hollywood, ahora, en los años sesenta, con la actividad de la censura ya muy devaluada, arremete abiertamente, contra la ambigüedad permanente de la Iglesia Católica, ante las situaciones comprometidas a lo largo de la historia.

En este repaso general, situado en los años veinte y treinta, pero que se puede extrapolar a cualquier época sin ningún esfuerzo de imaginación, denuncia, uno por uno, algunos de los aspectos más miserables de la sociedad, bendecidos siempre, con el beneplácito de la acomodaticia política de la Santa Institución.

La intolerancia y la petulancia con otras religiones (en este caso la judía); el conflicto moral que provoca en sus seguidores la postura oficial ante el aborto; la discriminación racial; el celibato; y todo un rosario de dogmas trasnochados, más cercanos a la superstición medieval que a los conflictos del siglo veinte.

En la segunda parte del filme, ya en la Europa de la preguerra mundial, la acusación contra la política y la postura de Roma frente al violento nazismo, es absoluta. La falta de compromiso, el moverse entre dos aguas, el apuntarse al bando vencedor, el evitar conflictos aún a costa de perder la dignidad y, sobretodo, el anteponer siempre las instituciones a las personas, parecen las respuestas a la longeva supervivencia de ciertas organizaciones. En este caso concreto la Iglesia Católica, a través de los siglos.

El “inocente” protagonista, al que, a pesar de haber cursado su formación en el propio Vaticano, semejante cúmulo de deslealtades parece cogerle por sorpresa, y que, incluso, se revelará “levemente” contra el posicionamiento oficial, acabará siendo Cardenal y diplomático de la Santa Sede. Lo que nos hace presuponer que este “héroe americano“, por esta vez, tampoco salvará al mundo.

Ver trailer

Anuncios