El gran carnaval

el-gran-carnaval.jpgDIRECTOR: Wilder, Billy
PAIS: USA
AÑO: 1951
DURACION: 111 min
INTERPRETES: Kirk Douglas, Jan Sterling, Robert Arthur

La habitual ironía de Billy Wilder, se vuelve aquí en “El gran carnaval” en denuncia directa contra la prensa, –o más bien contra un tipo de ella–, cosa que no será la última vez que el director vienés aborde en su obra. No olvidemos que sus comienzos profesionales en su Austria natal, fueron en este medio.

Un periodista conflictivo, acaba en un pueblecito de Nuevo México, donde nunca pasa nada, huyendo de sus fracasos y sus continuos problemas en los estamentos más altos de Nueva York .

Un día, en unas antiguas excavaciones cercanas, ocurre un derrumbe, quedando atrapado un vecino de la zona. A base de patrañas, el periodista logra con la mediación del sheriff, que el rescate se alargue lo suficiente como para atraer la atención y el morbo del gran público, y fabricar de esta forma una noticia sensacionalista. Con lo cual y tras un final feliz, el periodista recuperaría su estatus en la prensa de la gran manzana y el sheriff se aseguraría su reelección.

El final de la historia da igual, lo cierto es que Wilder nos ha hecho pasear la vista, de una forma corrosiva, por la ética de la prensa amarilla y la morbosidad del público que la consume. Por las ambiciones de los políticos, por el engaño del matrimonio, o por la estupidez de una masa que acude a cualquier carnaval ávida de entretenimiento, aunque éste sea a costa de una tragedia.

Demasiada causticidad para un público acostumbrado a historias más amables, con una ironía más sutil, donde no se vieran a sí mismos y a su sociedad tan directamente señalada, lo que daría como resultado una escasa aceptación del film en su día. Como compensación, otro genio del cine Woody Allen, reconocería años más tarde a “El gran carnaval” como una de sus películas favoritas. Algo, por otra parte, nada paradójico.

Ver trailer

Anuncios

Un comentario en “El gran carnaval

  1. Pingback: Los 33 ¿la mina del morbo? « Angel Lapresta: Un cine del siglo XX

Los comentarios están cerrados.