El ingenuo salvaje

el-ingenuo-salvaje.jpgDIRECTOR: Anderson, Lindsay
PAIS: Gran Bretaña
AÑO: 1963
DURACION: 129 min
INTERPRETES: Richard Harris, Glenda Jackson, Rachel Roberts

Primer largometraje de Lindsay Anderson, pionero del denominado “free cinema ” inglés” Basado en la novela de David Storey, “El ingenuo salvaje” (lamentable traducción de “This sporting life”) constituirá uno de los pilares básicos sobre el que cimentará el movimiento realista e inconformista en el panorama británico de los sesenta.

La película nos cuenta la historia de un humilde joven minero, que llega a alcanzar el pírrico éxito de triunfar en el equipo de rugby de segunda división de su pueblo. Equipo mantenido por diversión por los dueños de las explotaciones industriales de la zona.

La consecución del mísero estrellato, llevará implícito el sometimiento a los caprichos de los empresarios que mantienen el club, a modo de modernos bufones en la corte de los nuevos señores feudales del capitalismo provinciano.

Paralelamente, el joven deportista, conocerá a su casera, una viuda de mediana edad, en la que encontrará la vida familiar, la humildad, la ética, o el amor, como contrapunto a una vida licenciosa basada en el espectáculo, la violencia o el sexo, con el denominador común del dinero como base del éxito.

Como en la mayoría de las adaptaciones literarias, las inevitables –y a menudo aconsejables– elipsis, privan en este caso de matices necesarios para profundizar en la personalidad de los personajes. De esta forma, los antecedentes del protagonista como minero, como ejemplo de una clase trabajadora a la que se le ha escatimado la formación ética y cultural, se esbozan someramente, entendiendo que resultan definitorios para su comportamiento posterior. Así mismo, la relación de la viuda protagonista en su extinto matrimonio, aunque algo más explicada, resultaría esencial para comprender la reacción y el comportamiento de la desconcertada e introvertida mujer.

Ver trailer

Anuncios