El Padrino III

el-padrino-iii.jpgDIRECTOR: Coppola, Francis Ford
PAIS: USA
AÑO: 1990
DURACION: 164 min
INTERPRETES: Al Pacino, Diane Keaton, Andy García

Después de ocho años de la segunda entrega de su legendario “Padrino”, Ford Coppola, quizás como argucia económica que aliviara los avatares financieros sufridos en esta larga etapa, emprende la que será la tercera y, hasta ahora, última entrega de la vida de los Corleone.

Tal vez la saga podría haber quedado terminada con sus seis horas de los dos primeros filmes, pero aunque una tercera parte pudiera pecar de reticente, el buen oficio del director, la hace encajar perfectamente con sus predecesoras, aún, después de casi una década.

Quedó clara en el anterior filme, la terrorífica evolución de las instituciones, llamémoslas “paralelas”, con una creciente influencia en las entidades más relevantes y respetables. En esta película, la acción se sitúa en un tiempo y unos acontecimientos, reales y practicamente contemporáneos a su rodaje, no escatimando alusiones directas a nombres, organizaciones o manifiestos escándalos internacionales.

Michael, (Al Pacino), el joven sucesor de aquel mítico “Don”, que con la fuerza de su juventud, la ausencia de escrúpulos y el clima de corrupción oportuno que le propiciaba la sociedad capitalista, había hecho ascender a su “familia” por la infinita espiral de la violencia y del delito, buscando una imposible salida; se ve contemplando al final de su carrera, como su mundo de corrupción no es más que el insignificante eslabón de un gigantesco entramado, que se desenvuelve a escala universal y con el que nunca podía haber soñado la intrigante institución siciliana.

Nombres propios como los de ATT, American Fruit Co., Lógia P2, Banco Ambrosiano, o Juan Pablo II, hacen que cualquier espectador medianamente civilizado, se pregunte por el mundo en el que está viviendo.

Viejo, agotado y víctima de su propia violencia sin solución, completará su ciclo con el ritual relevo a su “alter ego” (Andy García), que con la energía y “deontología” corregida y aumentada, se dispondrá a continuar, dentro del sistema apropiado, la imparable ascensión a ninguna parte.

Ver trailer

Anuncios