El Silencio

el-silencio.jpgDIRECTOR: Bergman, Ingmar
PAIS: Escandinavia
AÑO: 1963
DURACION: 95 min
INTERPRETES: Ingrid Thulin, Gunnel Lindblom, Jorgen Lindtrom

Las interrogantes directamente religiosas que presidían la filmografía de Bergman para subrayar los enigmas que rodean la vida y la muerte del ser humano, van tomando cuerpo en propuestas desde una perspectiva carnal y en un entorno terrenal. Con las mismas dudas de un más allá, pero siempre aferrados a lo único cierto: la persona, su cuerpo y su mente.

Aquí en “El silencio”, el director con un planteamiento teatral, con escasos protagonistas y prácticamente encerrado en un solo interior, consigue una atmósfera de soledad e incomunicación asfixiante. El argumento que nos lleva directamente al interior de los personajes se limita a la forzada estancia de éstos en un hotel de una desconocida ciudad, donde desconocen incluso el idioma.

Dos hermanas acompañadas por un niño, hijo de la más joven, viajan por tren de regreso a su país en medio de una guerra que subrayará su aislamiento. La enfermedad de la mayor, hará que tengan que permanecer en un solitario hotel durante unos días en espera de una mejoría.

La corta pero intensa estancia, en un país extranjero, con un idioma desconocido, encerradas en tan claustrofóbico entorno, propiciará el enfrentamiento entre ambas, con un concepto opuesto sobre la vida.

La mayor, enferma y con la muerte como realidad cercana, se aferrará a sus principios morales, austeros, intelectuales y reprimidos. En realidad única postura que le permite ya su precaria situación. Aunque en su interior envide la sensual libertad de su hermana, frente al onanismo alcohólico y sexual de su soledad, como exclusivo desafío a la muerte.

Por su parte la más joven, no dudará en dar rienda suelta sus apetencias carnales como reivindicación de vida. Las dos mujeres enfrentarán pues al eros y al tánatos en un desigual reto ante un final, tarde o temprano, ineludible. El existencialismo frente al misticismo en dos formas de entender la corta estancia en un universo desconocido, lleno de incomunicación y con fecha de caducidad.

En medio el niño, en tan extraño lugar como es la vida, encontrará en el juego y el teatro una vía de escape a tan angustioso dilema. De momento, la ignorancia y el mundo de la representación le serán suficientes. La eterna duda final todavía le queda demasiado lejos.

Ver trailer

Anuncios