El sirviente

el-sirviente.jpgDIRECTOR: Losey, Joseph
PAIS: Gran Bretaña
AÑO: 1963
DURACION: 115 min
INTERPRETES: Dirk Bogarde, James Fox, Sarah Miles

Siguiendo las tendencias de los sesenta, en la que complejas temáticas psicológicas, alternan con puestas en escena austeras y sencillas, Losey, coquetea con la estética del cine de autor, sobretodo de un reconocible y admirado Antonioni, con el que además coincidirá en sus ideas políticas.

Una de las películas más representativas y exitosas en su patria de adopción fue “El sirviente”, donde se plantea, con un personal e impecable estilo frío y severo, la relación entre un señor de la aristocracia conservadora y el mayordomo que tomará para su servicio domestico, y del que finalmente acabará astutamente esclavizado.

Un joven lord, se establece en Londres, para lo cual contratará a un sirviente. Éste, con una continuada estrategia opresiva, irá adueñándose de los espacios de su amo, imponiendo sus criterios, desplazando a su inoportuna prometida, y seduciéndolo sexualmente a través de su propia novia, a la que hará pasar por su hermana, y cómplice de la maniobra. La sumisión-posesión, acabará siendo absoluta, perdiendo el joven noble todo atisbo de dignidad, y sucumbiendo a la erótica del poder del sirviente.

Un sutil estudio de las servidumbres humanas llevadas al límite, un planteamiento de dependencias, en el que afloran veladas disposiciones sado-masoquistas, tendencias homosexuales en complejos triángulos, ambiciones enfermizas, o la reversible posición amo-criado (arriba-abajo). Situaciones, todas ellas, llenas de sugerencias a los oscuros comportamientos dentro de las relaciones del ser humano.

No podía faltar la extendida interpretación, como clara alusión a una sociedad victoriana, anclada en sus tradiciones clasistas, y a la que un proletariado ambicioso, sin escrúpulos y sin falsos principios éticos, intentará codiciosamente desalojar del poder. Aunque en este caso ninguna postura quede bien parada, cierto es, que no hay que olvidar la ideología marxista del director, aunque a la vista de su discurso, en su vertiente más moderada y romántica.

Ver trailer

Anuncios