El ultimo hurra

el-ultimo-hurra.jpgDIRECTOR: Ford, John
PAIS: USA
AÑO: 1958
DURACION: 117 min
INTERPRETES: Spencer Tracy, Jeffrey Hunter

Podemos hablar del “El último hurra”, como una película poco característica de John Ford, comparada con su estilo más popular. Aunque en realidad, tan solo sea en su aspecto formal, al prescindir de sus inimitables exteriores, o, sobretodo, en el tono de exposición más claro de sus ideas políticas.

Llama también la atención, (aunque no sea la única ocasión), que el film se desarrolla en tiempo presente, cuando Ford suele refugiarse sistemáticamente en la historia más inmediata, para exponer sutil y metafóricamente sus planteamientos. Por lo demás, el universo moral de Ford, permanece intacto.

La historia, gira en torno a un veterano político, que ha caracterizado su trabajo, en buscar el equilibrio social para su comunidad.

Pero los nuevos tiempos, requieren otra imagen más joven y atractiva. El nuevo candidato, será prefabricado y encumbrado desde la naciente y todopoderosa televisión; y de paso, habrá de servir de pelele a la vieja oligarquía de siempre. Naturalmente, el viejo prócer, perderá las elecciones y será reemplazado por la caricatura adecuada.

Aquí, la inclinación hacia la política social del partido Demócrata, incluso la añoranza de un pasado “rooseveliano”, se hace de una forma evidente. Llegando a ridiculizar sin ningún miramiento (recordando a Capra), a los ultra capitalistas republicanos.

No obstante, bajo este “mitin político” (que en el fondo, desmerece la sutileza propia del resto de su obra), subyace la filosofía “fordiana” de siempre: el extravío del individuo, por falta de respeto a sus raíces.

La decepcionante relación padre/hijo –en ambos bandos– es patética, y la añoranza de la familia, abre y cierra el film, con la renovación de las flores bajo el retrato de la madre.

Ver trailer

Anuncios