El ultimo metro

el-ultimo-metro.jpgDIRECTOR: Truffaut, Francois
PAIS: Francia
AÑO: 1980
DURACION: 128 min
INTERPRETES: Gerard Depardieu, Catherine Deneuve, Jean Poiret

Después de “La noche americana” como homenaje al mundo del cine, Truffaut piensa en completarlo con una trilogía que abarcaría el “music hall” y el teatro. Por distintas causas la primera no llegará a realizarse, y la segunda será este “El último metro”.

Aprovecha este trabajo para aunar otro proyecto que el director francés tenia desde hacia tiempo, era situar una historia en la Francia ocupada de la segunda guerra mundial, época que él vivió de niño.

El film cuenta, las penurias de las gentes del teatro para sobrevivir en un París en plena contienda, ocupado por los alemanes y vigilado por los colaboracionistas. En concreto, un afamado director, se verá obligado a permanecer escondido en los sótanos de su propio teatro, por su condición de judío. Su mujer, primera actriz y única sabedora del paradero de su marido, seguirá manteniendo la actividad, guiada clandestinamente por éste.

Como no, en una película de Truffaut no podían faltar los conflictos amorosos, éstos aparecen cuando el nuevo galán de la obra acaba enamorándose de la patrona. El film acaba con el final de la guerra, el estreno en libertad de una nueva obra del director judío, y una simbólica escena final en la que el primer actor, la primera dama y el director, –esto es amante, amada y marido–, tomados de la mano saludan desde el escenario el final de la representación.

Mucho y muy cambiante es el cine de Truffaut a lo largo de los escasos veinte años, al eclecticismo de su obra, se irá añadiendo paulatinamente un acercamiento a la industria del cine, en detrimento de su aspecto de autor. Sin ningún empacho por rodar el film entero en estudio, abandonando una de las premisas de su juventud, o acudiendo a las figuras más cotizadas del momento, su principal preocupación pasará a ser el resultado comercial de la cinta. Y aunque criticado por los más puristas, el film sería un éxito.

Definidamente, estamos en los ochenta, los gustos han evolucionado, y con ellos el nunca especialmente dogmático Francois Truffaut.

Ver trailer

Anuncios