Gilda

gilda.jpgDIRECTOR: Vidor, Charles
PAIS: USA
AÑO: 1946
DURACION: 110 min
INTERPRETES: Rita Hayworth, Glenn Ford

Si uno de los pilares de la industria del cine americano, consistía en mitificar a sus estrellas, el prototipo de mito en los años cuarenta, sin duda alguna, fue el personaje de Gilda.

La interpretación de Rita Hayworth como una mujer descarada e independiente, alertó los recelos de todas las censuras, públicas y privadas, de medio mundo. Por supuesto, nuestro país, en plena dictadura, estuvo a la cabeza de los detractores de semejante inmoralidad.

La película, en una primera y evidente lectura, es una historia rebosante de pasión y sensualidad; el triángulo entre los tres protagonistas, con una de las más intensas historias de amor-odio vistas en el cine, era más que suficiente para despertar el interés, a favor o en contra, de los espectadores.

Pero, en realidad, a la sombra del turbulento “ménage a trois”, el filme se muestra francamente ambiguo, a la vez que sugerente, en muchos de sus detalles. Así pues, podemos hacer una interpretación más personal, en la que cabría deducir en el fondo, un abierto enfrentamiento de objetivos vitales.

De una parte, la mujer, que demanda como prioritario el amor, y el contacto físico y real con el mundo, intención expresada a través del impulsivo erotismo de Gilda. Por otra, la pareja masculina, más fría y cerebral, tiene como objetivo, la utopía del poder, rechazando, impotentes, la espléndida inmediatez del presente. Este fanatismo por el poder, unido a la dependencia y la admiración del súbdito hacia su poderoso y admirado líder, no queda exenta de un fuerte componente sado-masoquista.

Semejante coincidencia de circunstancias, irremediablemente conformarán uno de los triángulos más complejos y cerrados de la geometría pasional del cine. El conflicto del protagonista, que se debate entre el amor por Gilda, o por la pasión por el poder y la necesidad de dependencia de su superior (o viceversa), termina en un apañado final feliz para los productores, pero, en el que el espectador intuye, inevitablemente, un futuro tormentoso.

Ver trailer

Anuncios