Ginger y Fred

ginger-y-fred.jpgDIRECTOR: Fellini, Federico
PAIS: Italia
AÑO: 1985
DURACION: 122 min
INTERPRETES: Giulietta Masina, Marcello Mastroianni

Con el cine del autor “pasado de moda”, y encarando ya el final de su carrera, con obras excesivas, reiterativas y poco fluidas, que redundarán en un alejamiento, tanto del público como de la crítica, Federico Fellini nos sorprende con una vuelta, tanto en las formas como en su contenido, a unos orígenes que revolucionaron el cine de su momento.

La película “Ginger y Fred”, relata el reencuentro, después de treinta años, de una pareja de artistas de variedades (Giulietta Masina y Marcelo Mastroianni), que imitaban en salas de poca monta a los famosos bailarines norteamericanos Ginger Rogers y Fred Astaire, del cine musical en los años cuarenta.

Los artistas, ya ancianos, son invitados a un programa de televisión basado en realitys, con presupuestos miserables y personajes singularmente patéticos, que buscan el morbo barato para las mentes embrutecidas, que engordan el share de las cadenas.

Amelia (Giulietta Masina), ha rehecho su vida, es abuela y regenta una pequeña empresa familiar. La antigua bailarina, accede al encuentro engañada por la ilusión de volver a revivir por última vez la pírrica gloria de su juventud, junto con el que se desvela como el que fue su compañero artístico, su amante y en realidad su amor imposible.

Pippo (Marcelo Mastroianni), por su parte, ha continuado su vida bohemia y mujeriega, después de atravesar graves problemas psíquicos tras la separación artística y sentimental. Ahora acepta acudir a la singular cita, únicamente por la módica remuneración económica. En realidad el ya veterano Fred se encuentra alcoholizado, solo, y en la miseria.

El descubrimiento por parte de Amelia de los avatares de su partenaire en el largo paréntesis de separación, y su precaria situación actual, le devolverán la cruda realidad de una historia ya irrecuperable.

El film pues, aprovecha para mostrar dos historias paralelas. Por un lado ridiculiza y denuncia al medio televisivo, acusándolo de la incultura que ha desbancado a la industria del cine, del teatro y del espectáculo en general, y de la que el propio Fellini ha sido victima. Los temas escabrosos y de mal gusto, la manipulación del espectador o el trato despiadado con los lastimosos invitados, serán objetivo de las ácidas críticas del director, en un lenguaje directo que nos traslada a sus anteriores épocas de crudo realismo social.

Por otra parte, –más sentimental pero tan “felliniana” como la anterior–, el film nos cuenta el reencuentro de quienes vivieron una intensa juventud de ilusión. Una juventud que murió hace años, y que el inexorable paso del tiempo revelará como imposible, no solo su recuperación, sino ya incluso su rememoración más digna.

A través de los dos actores más importantes de su carrera, –y que curiosamente es la primera vez que coinciden en un film–, Fellini parece despedirse definitiva y amargamente de un mundo que ha desaparecido, y que ha cambiado la utopía por el conformismo mental.

Ver trailer

Anuncios

2 comentarios en “Ginger y Fred

  1. Buena crítica, estoy totalmente de acuerdo contigo. Me parece una pequeña joya bastante olvidada de Fellini que se tiene que reivindicar.

    Saludos ;)

    PD: Tanto hablar de la película me entran ganas de volver a verla

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.