Guantanamera

guantanamera.jpgDIRECTOR: Gutierrez Alea, Tomas
PAIS: Cuba
AÑO: 1995
DURACION: 101 min
INTERPRETES: Jorge Perugorria, Carlos Cruz, Mirta Ibarra

Una singular “road movie”, termina la carrera del ya anciano Tomás Gutierrez Alea (como su anterior trabajo codirigida con Juan Carlos Tabio). El espíritu conciliador que con el paso del tiempo enraizó en el castrismo más moderado, se evidencia en sus dos últimas películas rodadas en su Cuba natal, pero financiadas por productores españoles (los más moderados de allí y los más progresistas de aquí).

“Guantanamera” desarrolla un recorrido paralelo hasta La Habana, a través de la isla, de un cortejo fúnebre, conducido por la burocracia del sistema, y por otro lado, el viaje de dos camioneros que nos van mostrando el camino habitual de los cubanos de a pie.

El primero resultará una crítica a la absoluta planificación, por parte del estado, de los más nimios detalles. En clave de humor negro, el film ridiculiza los innecesarios problemas que el funcionarizado y la absurda burocracia crean para el simple hecho, en este caso, del traslado de un cadáver en tan corto trayecto.

El episodio paralelo de los transportistas, nos sumerge en la idiosincrasia del pueblo cubano, con su picaresca amorosa, económica, o de pura subsistencia, en una coyuntura que el aislacionismo del régimen ha llevado hasta los límites de la precariedad a la mayoría de su población.

El contraste entre la visión oficial de la realidad y las vivencias cotidianas del pueblo llano, con sus dificultades de desplazamiento, con suministros de contrabando o toda clase de chanchullos necesarios para subsistir, vuelve a resultar una tímida aunque amena crítica a un régimen para el que, en definitiva, se pide la desaparición.

Metafóricamente el film termina con una fábula en la que se da gracias a los dioses por haber abolido la inmortalidad, asumiendo como natural y necesaria la muerte para que la vida siga su evolución espontánea.

Ver trailer

Anuncios