Interiores

interiores.jpgDIRECTOR: Allen, Woody
PAIS: USA
AÑO: 1978
DURACION: 87 min
INTERPRETES: Diane Keaton, K. Griffith, M. Hurt, G. Page

Trabajo, en apariencia intimista, que rompe con el estilo de su anterior filme “Annie Hall”, ruptura en su momento desconcertante, y que Allen repetirá periódicamente, como inesperados regalos de genialidad.

La película destaca por su impecable realización formal, un sobresaliente para un alumno de cualquier universidad en técnica cinematográfica: planos exquisitamente compuestos, diálogos de libro, fotografía impecable, y sobre todo, el color gris, único en todo el filme, salvo un osado rojo como perfecto contrapunto cromático.

Tanta armonía, creada por la madre de una familia con tres hijas, dentro de un matrimonio clásico y conservador, provoca que la vida sentimental de los personajes se debata en una continua ansiedad.

Consecuencia de la propia falta de vida sentimental, sacrificada en las relaciones fingidas e hipócritas, en nombre de la tal armonía.

A lo largo del filme, se van revelando estas frustraciones, y aparecen paulatinamente las deserciones: el educadísimo divorcio del padre, los enfrentamientos y los reproches de las hermanas, los matrimonios de compromiso y, el abandono final a la madre con la negación de la “idea armónica”.

La irrupción de aire fresco en estos interiores viciados, a través de la nueva y chocante compañera del padre, hará tambalearse, con su trato vitalista y natural y con su vulgar vestido rojo, todo el perfecto y delicado ensamblaje de perfectos grises.

Estéticas y sutilezas aparte, sí es cierto que Woody Allen, pone el dedo en la llaga de un tipo de élite social que antepone el intelecto a cualquier otro valor personal. Sí es cierto que ironiza sutil pero cáusticamente sobre los perfectos ejercicios de forma pero sin ningún contenido. Y por último, entre ironías y ejercicios, sí es cierto que nos habla de la incomunicación y de la soledad, a la que se puede llegar, al crear en unos “interiores” diseñados tan cuidadosamente, que no dejan lugar a los sentimientos espontáneos.

Ver trailer

Anuncios