La Diligencia

la-diligencia.jpgDIRECTOR: Ford, John
PAIS: USA
AÑO: 1939
DURACION: 100 min
INTERPRETES: John Wayne, Clarie Trevor, Andy Devine

En las circunstancias políticas de finales de los treinta, con la guerra de Europa a punto de estallar y con un incipiente fantasma en forma de comunismo; Ford, evitará siempre el enfrentamiento directo con los grandes poderes.

Sin renunciar a sus propios análisis, aunque tratando de eludir cualquier conflicto político, recala de forma sistemática, en una de sus pasiones: la historia reciente de sus (nada disimulados) queridos Estados Unidos. En este contexto, rueda “La diligencia”, la que, a la postre, será su mejor película de la anteguerra, y la que marcará para siempre, una nueva forma, una mayoría de edad en el tratamiento del western.

La película en sí, no relata más que uno de los numerosos viajes de este mítico vehículo, accidentado por una de las también frecuentes escaramuzas con los indígenas. Bajo esta excusa, Ford, reúne en circunstancias no habituales, recluidos a la fuerza dentro de un crispado viaje, a personajes absolutamente dispares. Desde el respetable banquero o la aristocrática dama, a la despreciada prostituta, el médico alcohólico o el fugitivo de la justicia.

La situación, conforme se va tornando amenazadora, hará desaparecer de cada uno de ellos la capa de prejuicios con la que estaban etiquetados socialmente, e irán afrontando un intercambio de sentimientos, insólito en circunstancias normales, y que acabarán en una fuerte solidaridad en los momentos de máximo peligro.

Ford, al igual que los grandes realizadores de la época, están imponiendo nuevas y definitivas innovaciones en el lenguaje: trabajada iluminación, acción en profundidad, exteriores naturalistas o los soberbios interiores, perfectamente ambientados. Pero la gran aportación de su sello personal, será la introducción del aspecto psicológico en los personajes de sus filmes: la soledad del individuo frente a sí mismo, y su concepto de familia o de clan solidario donde encontrar apoyo. Sin olvidar, su particular y asidua visión romántica sobre el nacimiento de una nación.

Ver trailer

Anuncios