La Dolce Vita

la-dolce-vita.jpgDIRECTOR: Fellini, Federico
PAIS: Italia
AÑO: 1960
DURACION: 170 min
INTERPRETES: Marcelo Mastroianni, Anita Ekberg, Anouk Aimee

Sin duda “La dolce vita” representa el trabajo más reconocido de Federico Fellini. Evolucionando desde el neorrealismo hasta un realismo social, menos dramatizado y más reconocible, en una Italia que evoluciona de las trágicas consecuencias del fascismo y la segunda guerra mundial.

Ya en los sesenta, las situaciones límite que reflejaban sus colaboraciones con Rosellini, incluso la más comedida denuncia social posterior, va quedando atrás con el despegue económico en Europa, y por consiguiente en su país. El denunciar las miserias que crecen en los márgenes del capitalismo, ya no es agradable para un público que ve mejorar día a día su estatus económico y que prefiere instalarse en un optimismo más material.

Fellini, en la que quizás constituya una de sus obras maestras, insiste en un cine de denuncia, un cine que pretende ser el reflejo del lado más oscuro de su sociedad, ahora en el estado catatónico de un incipiente bienestar.

A través de un mediocre periodista de la prensa rosa, Fellini, nos irá presentando las miserias de las nuevas clases acomodadas, sustitutas de las viejas aristocracias. El mísero reportero (Marcello Mastroianni), acompañado de su inseparable fotógrafo Paparazzo, pasará sus noches en Vía Veneto persiguiendo una instantánea o una insulsa declaración de los personajes vacíos y vacuos que pueblan el papel couché de las revistas, como principal alimento intelectual de una remodelada clase media trabajadora.

Desde el escaparate que supone las famosa Vía, y a través de los periodistas, el film hace desfilar, en primer lugar, a la propia prensa, decantada en una carrera por la comercialidad, sin ninguna ética profesional; y a través de ella los personajes superficiales e histriónicos que la alimentan. Así pues, desde príncipes de una monarquía desaparecida a mediocres actores de cine, se alternan con prostitutas de lujo o desagradables putas baratas.

El mundillo seudo intelectual, el morbo de un buen suicidio, el escándalo de cualquier político, las elitistas reuniones de una decadente aristocracia en plena república, donde solo caben las putas de lujo, o las orgiásticas fiestas de unos nuevos ricos, que no saben que hacer con su dinero fácil o su libertad involuntariamente encontrada, serán objeto del ácido análisis.

La gran diferencia que se aprecia en el cine de Fellini, es su observación desde un punto de vista subjetivo. Aquí, no relata una sociedad que observa, el director describe una sociedad en la que vive, en la que se ha convertido desde posturas, ahora, socialmente utópicas. El cine del director italiano, desde esta dulce vida hablará una buena temporada en primera persona.

Ver trailer

Anuncios